Foto internet

Las exportaciones de cítricos de Honduras se han reducido un 7% como consecuencia de la evolución de la pandemia de COVID-19. Como explica el empresario hondureño René Bendaña, uno de los principales problemas a los que se está enfrentando el sector agroindustrial durante la pandemia es el colapso del mercado al no tener acceso a los diferentes puntos de ventas. Asimismo, señala, la disminución en el poder adquisitivo de la población está impactando «tremendamente» en esta área de producción alimentaria.

Durante este periodo el precio del producto se vio incrementado por la percepción de la ciudadanía de que la vitamina C (presente en los cítricos) contribuye a prevenir el contagio del coronavirus. Sin embargo, según Bendaña, a pesar del alza en el costo de la fruta, el volumen de exportación no compensa las necesidades de los productores para poder sostener sus plantaciones. A expensas de esto, concluyó que, sin un mercado establecido y por muy buenos que sean los cítricos, las personas se verán forzadas a botar las frutas.

Aunado a eso, Bendaña, indicó que las pérdidas también se derivan del constante cambio climático que afecta a las plantaciones de los cítricos. «El que no esté preparado con sistemas de riego, técnicas de producción y con un buen mecanismo de fertilización, no podrá contrarrestar el impacto del cambio climático que ha repercutido en la reducción de un 40% de la capacidad productiva», aseveró el empresario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí