Directivos de AGROBAN durante la rueda de prensa / Redacción: Carmen Victoria Rodríguez

A esta conclusión llegó la Universidad de California en Davis, UC Davis, luego de culminar un estudio realizado por especialistas de la casa de estudio en suelo ecuatoriano durante un año y medio aproximadamente.

El mismo fue presentado este jueves por la Corporación Regional de Bananeros del Ecuador (Agroban) quienes, junto a varios productores, exportadores y la empresa privada en general financiaron este proyecto con un valor aproximado de $150.000 y que hoy confirma a través un aval científico lo que por mucho tiempo se sabe, que la industria bananera de Ecuador sigue siendo económicamente sana y socialmente sustentable.

Leónidas Estrada, presidente de Agroban, explicó que se trata de un estudio comparativo que contempló diversos focos de estudio como lo son el humano, el social y político, físico y financiero; y por último el natural.

Estrada señaló que el rango de estudio contempló dos componentes; el primero la revisión de información general de instituciones estatales e internacionales y un segundo componente; que consistió en un trabajo de campo a través de encuestas en 450 fincas, 150 en cada provincia y de ellas se subdivido en tres partes iguales en productores grandes con más de 50 hectáreas, medianos entre 30 y 50 ha y pequeños con menos de 30ha.

Cabe destacar que en este estudio también participaron estudiantes de la Universidad Agraria quienes realizaron las encuestas durante el último trimestre del 2019.

Los resultados destacan aspectos como que el 70% de las plantaciones ofrecen asistencia médica a sus empleados, la no existencia de trabajo infantil, así como mejoras salariales “hoy en la comunidad europea es un referente importante que los países productores de banano cumplan con lo que se denomina un salario digno” especificó el vocero.

También es estudio destaca que Ecuador maneja una menor carga química en sus cultivos comparado con otros países productores y esto se debe básicamente a su posición geográfica, y este elemento según Estrada es muy atractivo para los países compradores de la fruta.

Gustavo Marún, productor bananero de amplia experiencia en el país y ex presidente de dicho organismo, manifestó que este informe es muy favorable y abre las puertas para que se puedan realizar otro tipo de estudios también necesarios para la industria bananera.

“Pienso que vamos por buen camino, creo que es un ejemplo de gremio y organización” destacó, aunque el estudio también contiene puntos de que como industria deben reforzarse, por ejemplo, abrir más plazas de trabajo para las mujeres pues tienen menos representación en las labores agrícolas.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí