Las intensas lluvias que afectan al trópico de Cochabamba están provocando pérdidas cuantiosas al sector bananero de esta región boliviana, donde aproximadamente 1.345 hectáreas de cultivo de banano y 30 empacadoras fueron perjudicadas por las inundaciones. El representante de los productores, Agustín Conde, informó que la cadena de producción fue afectada y la exportación diaria se redujo de 190 a 140 toneladas, lo que supone una pérdida de casi 100.000 dólares por día.

El dirigente explicó que, debido a las inundaciones y a las persistentes lluvias, es difícil sacar el banano de los lugares anegados. A eso se suma que las empacadoras inundadas tampoco pueden realizar sus labores; además, en muchas de ellas las cajas se mojaron y ya no pueden ser utilizadas.

“No se puede trabajar así. Toda la cadena de exportación ha sido afectada. Las empacadoras afectadas están tratando de sacar el agua y el lodo para reiniciar el trabajo. A una empacadora llegó el agua cuando estaban subiendo las cajas al furgón, todo se ha mojado, hay que volver a empacar”, dijo Conde.

En las zonas inundadas se suspendieron la cosecha y el fumigado, ya que el agua incluso anegó las pistas que usan las avionetas para la fumigación, por lo que tampoco se puede realizar esa tarea.

El gerente de la Cámara Agropecuaria (CAC), Rolando Morales, aseguró que el mayor daño a cultivos se encuentra en Puerto Villarroel y Villa Turani, por el desborde de los ríos Sajta y Veinticuatro. Como señala Conde, los productores y las alcaldías aún cuantifican los daños, por lo que estima que la afectación será mayor a la mencionada.

Debido a estos inconvenientes, la salida de furgones con banano hacia Argentina bajó de 95 a 70 por día. Cada furgón lleva 1.000 cajas de banano de 20 kilos y cada caja tiene un valor de 3 dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here