Foto internet

El presidente Putin firmó recientemente un decreto por el que se prorroga, hasta el final de 2021, la prohibición de importar productos agrícolas de los países que aplicaron sanciones económicas contra Rusia. Dirigido principalmente a la UE, el Reino Unido fue agregado por separado a la lista, para reflejar su condición debido al brexit.

Desde 2014, Rusia ha prohibido muchos productos agrícolas de los Estados Unidos, la UE, Canadá, Australia, Noruega, Ucrania, Albania, Montenegro, Islandia y Liechtenstein, como represalia por la aplicación de sanciones económicas por parte de esos países después de que las fuerzas militares rusas entraran y ocuparan el territorio de Crimea de Ucrania.

La presunta participación de Moscú en el conflicto militar en Ucrania oriental también fue citada por los países occidentales que atacaron a los sectores de las finanzas, la energía y la defensa de Rusia con sanciones que perjudicaron a la economía rusa, restringiendo el acceso de Rusia a los mercados financieros mundiales y recortando las importaciones rusas de tecnologías importantes.

Al prohibirse también la carne, las frutas y las hortalizas de la UE, se produjo una caída de unos 11.800 millones de euros en 2013 a unos 6.000 millones de euros en 2017 en las exportaciones agroalimentarias de la UE a Rusia. Finlandia, los Países Bajos, Lituania, Polonia y Alemania fueron los Estados miembros más afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here