Foto internet

En los últimos meses de 2020, el sector patatero de Colombia ha sufrido pérdidas millonarias como consecuencia de una sobreoferta de producto que coincidió con la contracción de la demanda, muy impactada por los cierres en la hostelería. Se estima que desde agosto hasta diciembre de 2020 las pérdidas de los productores ascendieron a más de 500.000 millones de pesos; es decir, más de 3.333 millones de pesos diarios.

Germán Palacio, presidente de la Federación Colombiana de Productores de Papa (Fedepapa), aseguró que este segmento del agro se vio enormemente afectado, por lo que se prevé que la superficie de producción este año se reducirá en unas 7.000 hectáreas, pasando de las 131.000 hectáreas sembradas en 2020 a unas 124.0000 hectáreas en este 2021.

A nivel regional, los departamentos más afectados fueron Antioquia y Boyacá, pues la cosecha se cruzó en medio de la pandemia, por lo que los choques de demanda impactaron directamente sobre la oferta que tenían disponible. Nariño, por ejemplo, no tuvo una gran afectación, explicó Palacio, porque su cosecha apenas está saliendo, y en un momento con un precio aceptable y buenos niveles de demanda, la producción no tendrá problemas.

Según el Sistema de Información de Precios del Dane, las ciudades en las que más fluctuaron los precios entre agosto y diciembre de 2020 fueron Medellín, Pereira y Cartagena. Sin embargo, actualmente el precio del producto se mantiene a un nivel aceptable; la capital de Antioquia es la que tiene el precio más alto con 1.072 pesos el kilo y en Pereira está el más bajo, con 581 pesos.

En línea con este panorama de precios, el directivo recalcó la importancia de que el Gobierno implemente las medidas antidumping, con un impuesto de más de 25% para las importaciones de papa, pues aseguró que hay países como Bélgica y Holanda que venden la papa más barata en Colombia que en Inglaterra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí