Los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) acordaron gestionar una solicitud de cooperación técnica frente a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para evitar la dispersión del Fusarium R4T.

Esta plaga cuarentenaria que afecta la producción de plátanos y bananos fue recientemente detectada en la zona de Sullana, Perú, y levantó las alertas en la región, especialmente en Colombia y Ecuador, que cuentan con extensas áreas de sembríos.

La decisión de solicitar apoyo de la FAO surgió tras una reunión de emergencia del Comité Técnico Andino de Sanidad Agropecuaria, conformado por los entes de protección fitosanitaria de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

En la cita se acordó compartir información técnica con la que cuente cada país sobre el Fusarium R4T y realizar una jornada de capacitación virtual sobre bioseguridad y su implementación en fincas productivas.

 

La autoridad sanitaria de Perú declaró la emergencia fitosanitaria en todo el territorio nacional ante la presencia de la mencionada plaga en un campo de 0,5 hectáreas.

Perú informó en la CAN que ha dispuesto intensificar en todo su territorio la vigilancia, cuarentena y control de la plaga, priorizando la zona de detección, con el objeto de contener y evitar su dispersión.

En el encuentro los países expresaron su disposición de brindar apoyo técnico al Perú para las labores que consideren necesarias.

Actualmente, los países de la CAN ejecutan el proyecto Estandarización regional del diagnóstico de Fusarium oxysporum f. sp cubense raza 4 tropical, aprobado mediante la Decisión 832. Este busca reforzar las acciones de diagnóstico en los países y por ende la vigilancia fitosanitaria, así como acciones de comunicación de riesgo.

Ecuador ha indicado que la plaga aún no está presente en su territorio. Días atrás comenzó la campaña comunicacional “¡Estamos alerta!”, enfocada en prevenir el ingreso del Fusarium Raza 4 al país.

El Gobierno viene trabajando en medidas preventivas desde que en el 2019 se detectó la presencia del hongo en territorio colombiano. Desde entonces Ecuador ha realizado más de 40.000 monitoreos en campo y ha acudido a ocho avisos fitosanitarios con los que ha descartado el hongo en el territorio.

Actualmente el país tiene una red de laboratorios con la capacidad de procesar 1.000 muestras mensuales para confirmar o descartar el hongo, además de convenios firmados con instituciones internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here