Por décimo mes consecutivo los precios mundiales de los alimentos subieron en marzo de 2021 y alcanzaron el nivel más elevado desde junio de 2014, indica un informe de la FAO publicado hoy aquí.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con sede en esta capital, informó que en el tercer mes del actual año el índice de precios registró un promedio de 118,5 puntos, equivalente a un 2,1 por ciento superior al de febrero.

El alza obedeció a un incremento apreciable en los precios de los aceites vegetales, la carne y los productos lácteos, mientras las cotizaciones de los cereales y el azúcar disminuyeron.

Los aceites vegetales promediaron un alza del 8,0 por ciento respecto a febrero, considerado el nivel más elevado desde junio de 2011, atribuido al aumento de los valores del aceite de palma, la soja, colza y girasol.

En particular, los precios más altos del aceite de palma -acorde con el informe de FAO- respondieron a la persistente preocupación por la escasez de existencias en los principales países exportadores, más la recuperación gradual de la demanda mundial.

La carne igual en marzo fue cotizada un 2,3 por ciento por encima respecto a los precios de febrero, tendencia al alza observada desde hace seis meses, pero aun ligeramente por debajo de su valor de hace un año.

Los índices de las carnes de aves de corral y de porcino -detalla el reporte- aumentaron por mayores importaciones en los países asiáticos, principalmente en China; además los precios de la segunda subieron por mayores ventas internas en Europa previo a celebraciones de Semana Santa.

Los lácteos elevaron sus valores en un 3,9 por ciento desde febrero, décimo mes consecutivo de aumentos, alza que empujó el índice a cerca de un 16 por ciento por encima del valor registrado en el mismo mes del año 2020.

Por el contrario, los cereales fueron pagados en marzo un 1,7 por ciento por debajo de los precios de febrero, lo cual puso fin a la tendencia alcista de los últimos ocho meses, aunque todavía está un 26,5 por ciento por encima del nivel de marzo de 2020.

En tanto el índice de precios del azúcar fue un cuatro por ciento menor en igual lapso, lo que supone – precisa el reporte de la FAO- la primera caída tras los acusados incrementos registrados en los dos meses anteriores.

Aclara, también, que las cotizaciones de ese producto se ubicaron un 30 por ciento por encima del nivel registrado en igual período del año pasado, debido a la preocupación por la escasez de la oferta mundial entre 2020 y 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here