En mayo, probablemente debido a un menor acopio del líquido, el stock de leche en polvo entera se redujo casi un 60 % en comparación con el mes precedente, y casi 40 % respecto al mismo mes de 2020. En cuanto al valor por litro, que alcanzó su mejor resultado en abril, volvió a bajar.

En el más reciente reporte de la Unidad de Seguimiento de Precios de Leche (USP) del Ministerio de Agricultura se puede observar cómo disminuyó el acopio en casi todos los departamentos, cayendo hasta más de 80 % en casos como el de Cauca y Norte de Santander.

El mismo comportamiento tuvieron los inventarios de leche en polvo y leche UHT en mayo, probablemente por la escasez del producto líquido debido a los bloqueos por el paro nacional.

Mientras que en abril se contabilizaban 13 716 toneladas de leche en polvo reservadas por las distintas empresas, esta cantidad bajó a 5762 t con corte al pasado 31 de mayouna reducción de 58 %. Comparado con el quinto mes de 2020, la caída fue de 39 % frente a 9481 t.

En cuanto a los litros de leche UHT, la reducción fue de 18 %, pasando de poco más de 19 600 000 L en el corte del primer cuatrimestre a menos de 16 170 000, en tanto que la diferencia año a año es de 42 %, cuando se registraron cerca de 28 000 000 L.

Cabe aclarar que este comportamiento viene desde agosto y septiembre del año pasado, cuando se reportaron cerca de 36 000 000 L, la máxima cantidad en el último año.

En los meses siguientes, el inventario de este producto tuvo caídas pronunciadas entre septiembre y octubre de 2020, y entre noviembre y diciembre de 2020, justo en la época previa a la llegada de la temporada seca que inicia entre fines de un año y principios del siguiente.

Por el contrario, el stock de quesos maduros de 1629 t se mantuvo en el promedio del año pasado e inicios de este (1536 t y 1625 t, respectivamente), mientras que el de leche en polvo descremada subió 143 % comparado con hace un año y 43 % con abril, al llegar a 2485 t.

Precio de la leche tras el primer mes de paro

Luego de alcanzar un promedio máximo en el año, el precio total pagado al productor bajó, pasando de $1263 por litro a $1252, que aun así ocupa el segundo lugar más alto de 2021.

Desde agosto de 2020 hasta febrero de 2021, este valor promedio estuvo en un rango de $1220-1224, hasta que subió a $1245 en marzo pasado. Esto fue el pago con bonificaciones voluntarias, porque sin ellas, el precio tuvo grandes variaciones, pasando de $1111 a $1149.

En marzo se elevó a $1170, en abril se trepó a $1184, y en mayo volvió a $1170. Esto significa que la media de las bonificaciones voluntarias que se ofrecen a los productores es de $82 en el quinto mes de 2021, un contraste con los $136 adicionales que se otorgaban hace un año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí