Foto internet

La producción de bananas se dirige a una «tormenta perfecta» en torno a los costes.

En cuanto a la oferta de bananas, el sector se dirige a una ventana de sobreproducción que se ve anualmente en esta época del año. «Este año empezó en la semana 31 y terminará en la 43», explica Andy Thomas-Stivalet, de Kadivac Produce. «Sin embargo, el aumento de la oferta podría ser menor este año porque no hemos visto las mismas caídas de precios que el año pasado. Por ejemplo, normalmente el precio de mercado por caja está en torno a los 7-8 $ en el Golfo a finales de mayo y junio, y todavía está a 10 $».

La oferta proviene actualmente de varias zonas productoras, como México, Guatemala, Honduras, Colombia y Ecuador. «Todas tienen un 10% más de volumen del que suelen tener», afirma Thomas-Stivalet.

Sin embargo, la demanda es más suave este año. «No vemos que la demanda se mueva como debería. Normalmente la demanda repunta en esta época, pero en este momento es extremadamente débil y creo que nos espera un final de año difícil», afirma Thomas-Stivalet, señalando que con la vuelta a la escuela, la demanda de bananas debería aumentar.

Todos los costes han aumentado
Y luego está la inflación. «Nunca había visto una inflación así», señala. «Las subidas de precios que no habíamos visto en los últimos 20 años las hemos visto en los últimos tres meses». Las subidas de precios incluyen un aumento del 18% en el cartón, un 35% en la cola, un 14% en el cartón esquinero, un 12% en el plástico del interior de las cajas, un 14% en las bolsas de plástico que protegen los racimos de las bananas, un aumento de 0,05 $/caja en los palés, un aumento de 0,14 $/caja en el abono, un aumento de 0,01 $/caja en el combustible para aviones y mucho más. «Estamos ante un aumento de 0,48 $ por caja, todo ello en los últimos tres meses a nivel internacional. Son cifras disparatadas; 0,10 $ afectan mucho a los productores», añade Thomas-Stivalet.

Thomas-Stivalet afirma que la inflación ha provocado un aumento de 0,48 $ por caja de bananas, todo ello en los últimos tres meses a nivel internacional.

Lo que es aún más preocupante es que Thomas-Stivalet no ve que los aumentos se vayan a detener. Algunos materiales pedidos para la producción de bananas se están cancelando y los proveedores vuelven con nuevas tarifas. «Los precios cambian cada semana. Pueden aumentar hasta un 10% de una semana a otra y no sé dónde terminarán», expresa, señalando que las bananas se ven particularmente afectadas por los aumentos de precios, ya que son la fruta más barata por kilo.

¿Y ahora qué? Thomas-Stivalet expresa que es probable que los recargos por material se trasladen a los clientes, aunque puede que eso no ocurra hasta la semana 43, cuando la sobreproducción disminuya. «Me preocupa más lo que ocurra dentro de tres meses», concluye. «Si lo que ha ocurrido en los últimos tres meses sucede de aquí a final de año, la situación será horrible».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí