Son datos del Ministerio de Agricultura, que adujo que la causa fue la sequía. Desde la carteras se dejó trascender que se espera una flexibilización para la carne de vaca que se vende a China.

El stock ganadero de -argentina se redujo en 1 millón de cabezas, de acuerdo a las mediciones realizadas tras el cierre de la campaña de aftosa correspondiente al 2020, de acuerdo a los registros del Ministerio de Agricultura de Argentina.

En ese sentido, sobre un total de 54.460.799 de cabezas de ganado bovino entre las distintas categorías en 2019,  se pasó a un total 53.517.534 cabezas de en 2020, tras conocerse los datos de la campaña de vacunación antiaftosa cerrados.

Los datos se dieron a conocer en un momento de tensión entre el campo y el Gobierno por el cepo a las exportaciones de carne vacuna, cuotificadas en un 50%.

Desde los despachos oficiales se dejó trascender que se espera una flexibilización para la carne de vaca que se vende a China, mercado que compra más del 75% de la carne, pero eso aún no ocurrió.

Durante el último período del gobierno del kirchnerismo que se cerró en 2015, también se había limitado las exportaciones de carne y el país más de 12 millones de cabezas de su stock total y redujo las ventas al exterior de 700.000 toneladas a menos de 200.000 toneladas.

En un documento que analiza los datos, Agricultura registró una fuerte disminución en la categoría terneros antes que en vacas o vaquillonas.

De acuerdo al reporte de la cartera nacional, en los resultados por categoría se observa una leve disminución respecto al stock al 31/12/19 de vacas y vaquillonas, en el orden de las 160.000 cabezas (-0,5%), y una disminución de 650.000 (-4,4%) cabezas para las categorías terneros/as, precisó el reporte de la cartera que conduce Luis Basterra.

En vacas había 22.987.374 en 2019 y se pasó a 22.904.318 el año pasado, mientras que en la categoría de vaquillonas se pasó de 7.776.765 a 7.698.618 millones de cabezas.

“La diferencia en las categorías terneros/as era esperable y se explica en relación a la disminución de vientres registrados en el año 2019 respecto del año 2018. Los terneros/as de diciembre de 2020 son el resultado de las hembras preñadas/en servicio de diciembre 2019, las cuales fueron 790.000 cabezas menos que las registradas el año anterior (diciembre 2018). A esta situación se debe considerar además eventos climáticos adversos que afectaron los resultados reproductivos”, explicó el documento.

Analistas citados por Lanacion.com apuntaron que “es un resultado un poco raro ya que se estimaba más pérdida de vacas, menos de terneros y aumento de vaquillonas y novillitos”. Y agregaron que “no cierra” que haya 28.500 toros más que, al 4% de toros en servicio, “implicarían un millón más de vacas”. En toros, a nivel país eran 1.014.090 en 2019 y la cifra actualizada da 1.042.596.

“Son datos complicados porque, en el caso de los terneros, tienen que ajustar por la primera vacunación 2021. Si bien ocurrió después, los productores no ingresan particiones ocurridas mayoritariamente en la primavera 2020 hasta que no se vacunan y eso ocurrió entre marzo y mayo/junio del 2021”, indicó.

En este contexto, añadió que algunas de las causas del menor stock tienen que ver con la sequía que afectó el servicio 2019/2020 y, con ello, la menor parición. Por la pandemia, “las vacunaciones del 2020 fueron muy complicadas y en algunos casos incompletas”, indicó la fuente del sector privado, que añadió: “Si fallaron vacunaciones puede haber terneros no incorporados al stock”.

En su documento, Agricultura se refirió a cambios en las vacunaciones en algunas provincias que demoraron la conformación de los datos. “El cambio en la estrategia de vacunación contra aftosa de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones, generó retrasos en el análisis de la información recopilada con el objeto de realizar el cierre del stock bovino al 31 de diciembre del 2020”, dijo.

La cartera de Agricultura añadió: “Durante la segunda campaña del 2020 en estas provincias, que registran el 55% del stock nacional, se vacunaron solamente las categorías menores, homologándose con la estrategia de vacunación del resto del país. Debido a este cambio en la estrategia de vacunación antes mencionado resultó necesario analizar los datos una vez finalizada la primer campaña 2021 en la cual se vacunó a la totalidad de las categorías”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here