Foto cortesía Policía Nacional / Redacción: Carmen Victoria Rodríguez

Nuevamente este miércoles productores arroceros de los cantones Santa Lucia y Daule salieron a las calles para manifestar su desacuerdo ante la situación que los aqueja desde hace ya varias semanas, la caída de los precios.

Una de las motivaciones para esta nueva paralización fue la comparecencia al pleno de la Asamblea Nacional de la ministra de Agricultura y Ganadería, Tanlly Vera, al no hablar de las acciones que se tomarán para mejorar el sector arrocero sobre todo en estos momentos que continúan cayendo los precios de la gramínea, manifestó a este medio Alexandra Fluas, productora arrocera y miembro del Frente de Organizaciones Sociales, Agrícolas y Ganaderas de Santa Lucia (Alfosag SL).

Fluas, dijo que el reclamo es el mismo, precios justos del arroz por parte de las piladoras, además del alto costo en los insumos agrícolas, agregando que hasta horas del mediodía de este miércoles no habían recibido respuesta por parte del Ministerio de Agricultura para atender nuevamente las demandas, por el contrario, denunció que estaban siendo reprimidos por parte de las autoridades policiales y reportó que en El Limonal algunos de sus compañeros habían sido dispersados con bombas lacrimógenas.

Los problemas no han menguado, a pesar de que el Ministerio de Agricultura fijara el Precio Mínimo de Sustentación de la saca de arroz de 200 libras entre $ 30 y $ 32, pues en medio del descontento de una parte del sector que pedía un precio oficial de $ 35 ahora se le suma el hecho de que las piladoras tienen un gran stock y que la exportación de la gramínea aún no se concreta.

Juan Pablo Zúñiga, presidente de la Corporación de Industriales Arroceros del Ecuador (Corpcom) manifestó que la no exportación de poco más de 95 mil toneladas de arroz a Colombia a principios de año, ha generado que las piladoras estén llenas de excedentes y escazas de liquidez, sin contar la problemática de contrabando existente en la frontera con Perú.

Considera que una de las soluciones sería la activación de bodegas de campo, puesto que al estar la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) en liquidación surge la necesidad de que el Estado asuma parte de la cosecha de verano que ya comenzó desde hace un par de semanas.

Esto ayudaría a aguantar un poco la caída de los precios, hay mucha oferta de arroz” comentó agregando que a principios de 2021 se tenía un excedente de 100 mil toneladas, al no poder exportarla y con la cosecha de verano se cree que este año cerraría con un excedente mayor a 200 mil toneladas.

Se ha juntado todo, acumulación de inventario, contrabando de arroz del Perú, la nueva cosecha y todo eso hace que se vea reflejado en los precios o en un poco demanda de la gramínea por parte de las piladoras” agregó.

Manifestó que el anuncio que se diera recientemente de exportar arroz a países como Costa Rica y Panamá en realidad son negociaciones que están en proceso que, aunque pueden aliviar un poco el tema, no traen una solución en sí, puesto que las cantidades a negociar son pocas.

“Son volúmenes muy pequeños que van a incidir poco o nada, si hubiese sido el comercio normal con Colombia que eran un contingente de 95 mil toneladas aproximadamente, eso si hubiese ayudado mucho para bajar los inventarios y que los precios se sostengan” finalizó.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí