Foto internet / Redacción: Marlene Bernal

Los retos de la agricultura del 2021 son muchos y entre ellos está el cambio climático y debido a este se derivan todos los micro organismos que no eran patógenos y se están volviendo patógenos, un ejemplo es el COVID,  igual están apareciendo en el agro enfermedades y plagas que antes no había, como el Fusarium y la Peste Porcina Africana, con esta introducción empezó la entrevista con Rommel Betancourt, director general de Agrocalidad  al preguntársele sobre lo que está haciendo la Agencia frente a estos dos flagelos que puede enfrentar Ecuador catastróficamente si logran traspasar fronteras.

Si llegase a el país el Fusarium Raza 4, estarían en riesgo según cifras de Agrocalidad 16.000 productores de musáceas, más de 200 exportadores, más o menos 190,300 hectáreas de banano, 160.000 de plátano y aproximadamente 5.800 hectáreas de orito.

En el caso de la peste porcina, según el directivo, hay en el país registrados 163.730 productores porcinos, hay un registro de vacunación de la peste porcina clásica que es diferente a la peste porcina africana de más o menos de 2 millones 423 mil porcinos vacunados en el 2020.

Por esta razón y la incidencia que puede tener para el país, Betancourt cree que ante todo esto los gobiernos deben pensar en colocar organismos de sanidad mucho más fuertes y más preparados y reforzados que deben estar muy operativos y si no están así pueden poner en riesgo los sectores, es necesario que se mantengan activos esos programas, enfatizó.

Destacó que estas enfermedades aún no están en el país, pero que hay que tener un escudo, reconociendo no hay mucho presupuesto pero que han logrado mantener las barreras para que no ingresen a Ecuador.

Acotó que no se cuenta con el suficiente presupuesto en la Agencia, porque se dio prioridad a la continuidad de proyectos que venían en ejecución pero que ya se presentaron proyectos de sanidad a la Secretaría de Planificación, para que se dé prioridad para continuar con los trabajos, recalcando que se tienen todos los programas de contingencia.

El funcionario recordó a los consumidores que ni el Fusarium ni la peste porcina africana se trasmiten al ser humano por consumo de los productos.

FUSARIUM RAZA 4

Con respecto a este hongo, explicó el funcionario que ataca a todas las especies de musáceas “esta enfermedad es transfronteriza, es la cuarta mutación, viene de Asia, cruzando África, con presencia en Europa, Oceanía y ahora entro a nuestro continente por Colombia en el 2019 y en el 2020 a Perú, ventajosamente no está presente aún en nuestro país, desde el 2011 se viene trabajando en medidas para que se tenga al país libre de la enfermedad” recalcó.

Anunció que ya empezaron con las medidas y requisitos sanitarios en la importación de plantas in vitro, “Agrocalidad ya tiene los requisitos establecidos para importar los materiales resistentes o tolerantes, se depende solo del servicio de sanidad en Israel junto con la empresa interesada en la importación de ese país y que coordinen para que después Agrocalidad haga una auditoria virtual, que es parte del sistema de vigilancia y control para poder habilitarlo. Está en cancha de ellos la agilidad del proceso, recordemos que un medio de propagación también podría ser el material genético y que el hongo está presente en Israel, entonces hay que tener mucho cuidado con eso” advirtió.

Explicó que se está solicitando la información para saber si el material es resistente o tolerante a la enfermedad ya que son dos cosas distintas, solo faltaría saber que tan aceptable es para el consumidor internacional.

Indicó que una vez que lleguen los materiales, INIAP y el operador de Israel están trabajando en tener los campos listos para que se pueda hacer la cuarentena.

“Recordemos que esta enfermedad se la puede transmitir a través de materiales de propagación contaminado, en el 2014 por acuerdo ministerial ya teníamos el primer plan de contingencia  y se realizaron las primeras normas sobre control de pasajeros y equipajes, en el 2015- 2017  empezamos con medidas más fuertes en puerto desinfección de contenedores y calzado, aeropuertos y se constituyó el primer comité institucional  y en el 2019  ya teníamos la guía de medidas fitosanitarias y la desinfección de trasporte de carga en frontera, para el 2020  se actualiza el plan de contingencia elaborado en el 2014 y se tomaron medidas más estrictas como incineración de basura internacional en aeropuertos y puertos,  ahora en el 2021 hay medidas de emergencia mediante resolución y se ha elevado la medida al COE Nacional desde donde se está trabajando con el sector productivo y el gobierno para mantener la vigilancia activa y  tener exclusión de la enfermedad” dijo.

Perpetuó que es una enfermedad que no tiene cura, no tiene preventivos y hace que sea altamente riesgosa para el sector productivo.

Acotó que lo importante es mantener la calma, aprender a reconocer los síntomas de la enfermedad en la planta y tener la confianza de dirigirse a Agrocalidad para que les ayuden comunicándose a la línea 1-800 247600, 096 270 0150 y se envían los técnicos para tomar las muestras que deben ser hechas por técnicos de Agrocalidad con todas las medidas de seguridad.  Hay tres laboratorios que tienen una capacidad para procesar 1000 muestras mensuales,  “debemos evitar que el fusarium entre a Ecuador, posiblemente no lo podamos impedir es una enfermedad transfronteriza,  es un hongo que se mueve de acuerdo a los expertos 100 km anuales, la ventaja es que  Fusarium nos ha dado el tiempo suficiente para prepararnos y  adoptar buenas prácticas de bioseguridad, es necesario revisar el cultivo para detectar plantas enfermas, no movilizar plantas con problemas ni desecharlas en ríos, usar calzado  y herramientas exclusivamente para la finca, evitar el ingreso de vehículos y animales domésticos a la finca, traer materiales solo registrados por Agrocalidad.

PESTE PORCINA AFRICANA

En cuanto a la peste porcina africana  el director de Agrocalidad expresó que es una enfermedad que está presente en las Américas y entro a Republica Dominicana, “estamos en un proceso de reactivación económica y se está reactivando el turismo,  esto quiere decir que estamos a 3 o 4 horas en un chárter a Punta Cana y ahí es donde se prenden las alarmas , sobre todo el blindaje en puertos y aeropuertos, estamos trabajando con las entidades públicas y privadas, y se está dando instrucciones como no traer productos de riesgo de países que registran o registraron la enfermedad y  no visitar sitios de concentración de porcinos en esos países que tienen la enfermedad” indicó.

Recomendó no alimentar a cerdos con alimentos de embarcaciones, afirmando que las medidas de bioseguridad son parecidas a las de Fusarium, o el COVID.

Recalcó que no hay vacuna preventiva, ni tratamiento curativo, si llega al país puede acabar con la industria, es 100% letal, “el hecho de mantener alejada la enfermedad es responsabilidad compartida de todos, las enfermedades no conocen de fronteras ni de nada, las medidas tienen que ser drásticas por eso la colaboración de toda la cadena de suministros de alimentos es importante y la responsabilidad es compartida”.

Explicó que desde el 2016 se viene trabajando en medidas preventivas por ejemplo la prohibición de la entrada de animales vivos de subproductos considerados peligrosos, en el plan de contingencia que se trabaja desde el 2019, y hay técnicos capacitados para aplicar medidas de mitigación interna en el caso de que entre, al igual que un equipo para manejar medidas de contención en caso de que llegue la peste al país, y está fortalecido el sistema de alerta temprana a nivel nacional.

Dijo que están trabajando con la FAO sobre esto para emergencia en América Latina, y el Caribe, y se tiene la Norma Sanitaria Andina que debe llevarse a cabo.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí