En los últimos 18 meses, la sociedad ha soportado simultáneamente una crisis sanitaria, social y económica sin precedentes a escala mundial. El sector mexicano de la banana ecológica ha producido y entregado con éxito la fruta de la mejor calidad posible. «En los últimos 12 meses, nuestro sector ha entregado más de 7 millones de cajas de banana ecológica al mercado de Estados Unidos», dijeron funcionarios de Organics Unlimited, Coliman Bananas y Tropical Organic Growers en una declaración conjunta. México se ha convertido recientemente en el segundo origen de bananas ecológicas para América, solo superado por Ecuador. A este ritmo de crecimiento, México podría convertirse en el mayor origen de bananas ecológicas para Estados Unidos en los próximos años.

Durante estos tiempos difíciles, el sector bananero ha sufrido una intensa presión de costos, que ha absorbido para garantizar que los consumidores puedan seguir comprando bananas ecológicas asequibles. Sin embargo, el actual aumento de los precios de los productos básicos ha hecho que este esfuerzo sea insoportable. Los precios de los materiales de empacado han subido casi un 20% y las bolsas de plástico se han encarecido un 15%. «Los costos de la mano de obra también han aumentado casi dos dígitos, ya que hemos apoyado a nuestros trabajadores durante la pandemia. Como indican los expertos, todavía no se sabe cuándo terminará el problema».

La escasez de contenedores de transporte marítimo en el mundo no solo ha sido una pesadilla en la cadena de suministro, sino que también ha ejercido una presión adicional sobre los costos logísticos, que se han disparado más de un 15% respecto a los anteriores a la pandemia.

Además, el aumento de los costos se ha debido a la necesidad de garantizar un entorno seguro y libre de COVID en las operaciones de los transportistas, para dar a los empleados las condiciones adecuadas para seguir trabajando, a pesar de que gran parte del mundo se encerró en casa para mantenerse a salvo. «Además, hemos sufrido varias catástrofes meteorológicas importantes en los últimos meses, ya que dos huracanes, Dolores y Nora, han afectado a las zonas de producción de la costa del Pacífico y han generado considerables pérdidas de fruta y costos adicionales inesperados».

«Seguimos firmemente comprometidos con la cosecha de bananas ecológicas para garantizar que las estanterías de los supermercados sigan estando bien abastecidas. Sin embargo, no podemos soportar esta presión por más tiempo. Llevamos varios años luchando con márgenes reducidos, pero la situación actual es imposible. Los precios de la banana ecológica han bajado en los últimos 10 años, y aunque queremos ofrecer precios competitivos para aumentar la base de consumidores y ofrecer fruta asequible, no podemos seguir sosteniendo lo que en muchos casos se ha convertido en una situación de márgenes negativos». Las bananas ecológicas no solo son la fruta ecológica más barata que se ofrece, sino que también es más barata que cualquier otra fruta convencional que se venda en las tiendas.

El cultivo ecológico tiene una estructura de costos mucho más elevada debido a la necesidad de utilizar insumos ecológicos certificados, soluciones no químicas y prácticas agrícolas sostenibles. «Sin embargo, vemos en las tiendas de EE. UU. una diferencia de precio de hasta 0,10 dólares por libra (450 g) entre los productos convencionales y ecológicos». Los precios de los insumos han aumentado anualmente durante la última década, mientras que los precios de las bananas ecológicas han bajado durante el mismo periodo. Es el momento de un ajuste de precios para las bananas ecológicas, para promover la agricultura sostenible y ecológica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí