El de la cebolla dulce es un mercado al alza, hasta el punto de que las grandes cadenas de distribución muestran un interés cada vez mayor en este producto y, sobre todo, en sus características organolépticas. Y es que, si se defrauda al consumidor, jamás se producirá la ansiada repetición de compra.

NUN 1006 es la nueva variedad de cebolla dulce de día corto de BASF, con la que la multinacional de semillas da respuesta a los más altos estándares de calidad del mercado, comenzando por su dulzor. Y es que NUN 1006 no puede ser más dulce. De hecho, Francisco de la Cruz, Account Manager de cebolla de BASF, afirma que “es una variedad muy dulce”, cualidad que combina con una gran uniformidad tanto en calibre como en forma. “Es una cebolla muy chata y de color claro”, explica De la Cruz, quien pone en valor también su elevado rendimiento productivo.

NUN 1006 es una cebolla precoz, adelantándose en torno a una semana en la recolección con respecto a otras variedades ya consolidadas, y ha demostrado, además, una enorme adaptabilidad a las distintas zonas de producción. “Hemos obtenido buenos resultados en las zonas tradicionales de cebolla temprana, como son Andalucía y el Levante, pero también en La Mancha, logrando altos rendimientos en todas ellas”, comenta De la Cruz.

Con NUN 1006, BASF complementa a Caramelo, su cebolla dulce de día corto más temprana. Y es que, mientras otras variedades se cosechan a partir de final de mayo, Caramelo está lista a final de abril, de modo que, durante ese mes, “evitamos la importación de cebolla de Perú al contar con producto nacional de gran calidad”.

Con ambas variedades, BASF logra ampliar y adelantar el calendario de recolección, ofreciendo siempre al mercado cebollas dulces de calidad diferenciada que, sin lugar a dudas, conquistarán al consumidor, garantizando la repetición de compra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here