Foto cortesía / Redacción: Marlene Bernal

Carlos Santiago Chango de la comunidad de Chibuleo San Francisco, cerca de Ambato es el primer indígena ecuatoriano que ha cumplido el sueño de estudiar en una de las mejores universidades del mundo, ‘Harvard’.

En diálogo con EL PRODUCTOR.COM, expresó que en su ánimo de tratar de cambiar la mentalidad y demostrar que los indígenas deben tener otro pensamiento, decidió estudiar y aprovechar las oportunidades y no entiende por qué habiendo facilidades de estudiar y conocer otro mundo es poco el porcentaje de indígenas que quieren cambiar y salir adelante por su propia cuenta.

“He tenido la bendición de estudiar en Zamorano y  trabajé en Centro América en desarrollo rural, yo quería saber cuáles eran los  hallazgos de  última generación  y estudie una maestría de dos años en la universidad de Harvard,  enfocada en ciencias de economía para el desarrollo,  con el objetivo  de ver cómo la población rural puede salir de la pobreza y regresé a mi país porque creo en él, y estamos trabajando en emprendimientos con el objetivo de que el Ecuador progrese y enseñarle al ecuatoriano que debe prosperar” indicó  el profesional.

A su regreso a Ecuador, decidió iniciar con algunos proyectos, dentro de los cuales está la creación de una cooperativa de ahorro y crédito y una consultoría para tratar de cambiar la mentalidad de los productores.  “mejorar el mundo a través de la formación de personas que quieran desarrollar sus sueños,  yo siendo del sector indígena y en general del sector rural veo que nos hemos dejado convencer de que no podemos hacer las cosas, de que no servimos,  de que nuestro trabajo no vale y es un problema en América Latina, hay que cambiar esto tenemos que  quitar la mentalidad de que somos tan pobrecitos de que no podemos hacer nada y tenemos que mendigar, es hora de cambiar, nosotros damos conferencias  y necesitamos que ellos crean por sí mismo que pueden,  sobre todo  en la Sierra nos victimizamos y eso no debe ser así”.

En este instante, Chango  ha firmado un convenio  con la compañía Golden Sweet Spirit productora y exportadora de uvilla en Ecuador para financiar exportaciones de pequeños productores, “hemos diseñado  un producto nuevo que se llama exporta y con ello vamos a incentivar en un inicio a que los productores siembre uvilla, hemos firmado un convenio  con ellos para  que la empresa ayude a la exportación y asistencia técnica y nosotros les damos el crédito para que envés de exportar personas exportemos productos de gran calidad” enfatizó Chango.

Con este proyecto nos hemos propuesto que en 3 años los productores siembren 10.000 hectáreas de uvilla para exportación y que eso implique que podamos ayudar por lo menos 60.000 productores, destacó.

Finalmente, el profesional destacó que en Ecuador hay una fuerza muy grande de trabajo donde los agricultores son arriesgados para sembrar y que lo que hace falta es tener confianza en ellos y un buen acompañamiento de quien crea en nosotros para cumplir las metas, “es importante que el productor crea en sí mismo para poder hacer las cosas y organizarse”.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

2 COMENTARIOS

  1. Yo soy indigena y tambien fui a Harvard como postdoctoral en el periodo 2008-2009. Actualmente resido en Canada. Antes trabaje varios anios como profe en la Universidad Central del Ecuador

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí