El profesor de la Universidad de Dakota del Norte (EEUU) Nick Ralston. Efeagro/Nick Ralston

Estudios científicos recientes desmontan las advertencias sanitarias contra el consumo de pescado por el riesgo del mercurio. El profesor de la Universidad de Dakota del Norte (EEUU) Nick Ralston afirma, en una entrevista que tales alertas se basan en datos “desfasados” y pueden generar carencias en la dieta de los ciudadanos.

El profesor asegura, en una entrevista con Efeagro por videollamada, que existe un “grupo creciente” de científicos en Europa y EEUU en desacuerdo con los dictámenes partidarios de limitar la ingesta de pescados marinos por la presencia de mercurio, y cree que “es más preocupante” el consumo insuficiente de estos alimentos.

Ralston es experto en la investigación del selenio, un nutriente presente en los productos marinos y, según explica, crucial para entender los aspectos relacionados con la toxicidad del mercurio.

Tanto sus estudios como otros informes publicados por expertos de las universidades de EEUU y el Reino Unido ponen en entredicho las advertencias sobre la limitación del consumo de pescado en las embarazadas y, por el contrario, recalcan que es beneficioso para ellas y para los niños.

La clave está en el selenio 

Ralston recuerda que durante muchos años las autoridades sanitarias, entre ellas las españolas, han lanzado alertas sobre el mercurio, basándose en informes científicos “bienintencionados”, pero que se ha probado posteriormente que son “erróneos”.

Como consecuencia, apunta, las recomendaciones están influyendo negativamente en la opinión pública y en la dieta de las familias, en referencia al escaso consumo de pescado.

El profesor de la Universidad de Dakota del Norte (EEUU) Nick Ralston. Efeagro/Nick Ralston

Los trabajos de Ralston analizan cómo la aportación de selenio “contrarresta” los eventuales efectos del mercurio en la mayor parte de las especies pesqueras marinas.

Pero habría riesgo de toxicidad en el caso de la carne de ballenas piloto o de tiburones blancos, porque en estas especies hay más mercurio que selenio, como lo han demostrado estudios en poblaciones de las Islas Feroe o de Nueva Zelanda.

Asimismo, reconoce que faltan estudios que confirmen que el pez espada es totalmente seguro por ese equilibrio “mercurio-selenio”, si bien existen indicios positivos.

Pescado para el intelecto de los niños 

Un conjunto de investigaciones publicadas por científicos británicos y de universidades como la de Kansas (EEUU) y Ontario (Canadá) incluyó el examen de 100.000 parejas de madres e hijos, y otro de 25.000 niños que comían pescado.

Entre sus conclusiones, remarca las de un estudio británico que comparó a madres expuestas a ciertos niveles de mercurio y distinguió entre las que habían comido pescado y las que no.

Los hijos de las que habían comido productos marinos tenían mayor coeficiente intelectual que los descendientes de las que no los consumieron.

La investigación determinó que los nutrientes del pescado pueden ser beneficiosos y que el mercurio podría proceder de otros orígenes y de otros alimentos, o de suelos “pobres en selenio”.

En este sentido, Ralston explica que cada vez hay más atención sobre la diferencia entre pescados marinos y de agua dulce; sobre todo, por el riesgo de los peces de ríos o lagos de regiones del mundo “pobres en selenio”.

“Las autoridades sanitarias deberían actualizar informes”

Ralston defiende “un cambio de rumbo” en las advertencias de administraciones y otros organismos oficiales respecto al mercurio, “aunque llevará tiempo” y mucho más, convencer a los ciudadanos.

Sin embargo, rechaza pronunciarse sobre recomendaciones como las de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), entre las que figuran elevar la edad hasta la que se desaconseja tomar pescado con elevado contenido en mercurio o un tope a la ingesta semanal de ciertas especies por parte de embarazadas.

En este sentido, resalta que las autoridades sanitarias se basan en datos científicos y son estos últimos los que deben ser actualizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here