Los principales puertos privados operan en los esteros de Guayaquil. Foto Obras Públicas

Delegados de Asotep se reunieron con funcionarios del gobierno.

El actual gobierno de Guillermo Lasso pretende que las terminales portuarias privadas del país operen bajo nuevas reglas. Su plan apunta a que pasen de los permisos a un modelo de contrato de concesión.

En el esquema vigente, Ecuador tiene un sistema portuario en el que coexisten puertos estatales concesionados a empresas privadas como Guayaquil, Manta y Puerto Bolívar, y otro grupo de terminales, construidas con capitales privados, que funcionan con permisos otorgados por el Estado.

El ministro de la Producción, Julio José Prado, explicó días atrás que los puertos privados tendrán mayor estabilidad jurídica al pasar de “permisos” a “contratos de concesión”. Para eso se propone un régimen de transición de cinco años.

Prado salió así a precisar las interpretaciones que se están dando a una transitoria que se incorpora en el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades, devuelto días atrás por la Asamblea Nacional al Ejecutivo. En ese proyecto se fijan las nuevas reglas para las terminales portuarias privadas.

La Asociación de Terminales Portuarios Privados del Ecuador (Asotep), gremio que aglutina a los principales puertos privados, ha puesto reparos a esa transitoria, pues considera que se condena a los puertos a desaparecer.

Delegados de este gremio se reunieron la semana pasada con el ministro Julio José Prado y el secretario jurídico de la presidencia para tratar este asunto.

El gremio portuario esgrimió que las infraestructuras de estos puertos han sido construidas por la empresa privada y los terrenos son adquiridos por ella, no por el Estado, por lo tanto, no son infraestructuras portuarias estatales preexistentes.

“Sería arbitrario someter a los puertos privados a la firma de un contrato de concesión, así como al pago de cánones y contraprestación variables por una infraestructura que los privados han aportado”, indicó la Asotep.

Sergio Murillo, presidente de Asotep, dijo en un manifiesto que los puertos privados suman inversiones por cerca de $ 400 millones en los últimos 20 años , cumpliendo con todos los requisitos y disposiciones que se han establecido.

Movimiento del tráfico de carga, 2020 Tonelada métricas Participación
Autoriades Portuarias 13?704.133 26 %
Terminales portuarios habilitados 10?609.360 20 %
Superintendencias de Terminales Petroleros 28? 429932 54 %
Fuente: Ministerio de Transporte

 

Esta asociación recordó que en los contratos de concesión en el sector portuario, de acuerdo con el marco reglamentario actual, dispone que se concesionan infraestructuras estatales preexistentes, fijando el pago de cánones y contraprestaciones fijos y variables, según los activos y bienes de propiedad del Estado entregados.

Para los puertos privados, igualar las contraprestaciones de dos regímenes portuarios totalmente diferentes, entre concesiones de infraestructuras estatales construidas por el Estado frente a infraestructuras privadas construidas por la empresa privada, encarecería los servicios portuarios.

Los voceros de las terminales particulares estimaron que con la operación de estas infraestructuras se rompió un monopolio, que se tradujo en bajas tarifas, eficiencia y mejores servicios.

Asotep ha pedido revisar en profundidad las propuestas que contiene esta transitoria para respetar la seguridad jurídica, alentar la competitividad del Ecuador y mantener la imagen país.

Prado ha anticipado que se puede mejorar la redacción de la transitoria, pero precisó que con la nueva ley se busca promover competencia e inversión.

Datos de las terminales privadas refieren que el 87,6 % de la carga marítima nacional (no petrolera) se transfiere por los puertos de Guayaquil. Por las terminales particulares se moviliza más del 50 % del volumen de la carga de exportación e importación del país.

Durante los últimos años, la participación de los puertos privados fue creciendo y la terminal estatal concesionada a Contecon fue reduciendo su carga.

Terminal Portuario Guayaquil, Bananapuerto y Fertisa son los principales puertos privados que operan en los esteros de la ciudad.

Este diario solicitó el 5 de octubre pasado una entrevista para ahondar en este tema con la Subsecretaria de Puertos, Alexandra Villacís, pero a través del departamento de prensa pidió que se le envíe la consulta por correo. Hasta ayer no respondió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here