Indígenas encienden barricadas en una carretera mientras protestan para exigir la derogación del alza en los precios de los combustibles, en Pujilí, provincia de Cotopaxi (Ecuador). EFE/José Jácome Foto: EFE

Para este feriado había expectativas de una alta ocupación.

A puertas de un largo feriado por el Día de los Difuntos y las fiestas de Cuenca, el sector turístico se mostró este miércoles preocupado por el anuncio de nuevas jornadas de protestas por parte del movimiento indígena.

Ecuador amaneció este miércoles con ciertos tramos de vías cerradas por manifestaciones en contra del Gobierno.

Y aunque la mayor parte de vías del país están habilitadas, el sector turístico teme que esos anuncios de protestas puedan incidir en las reservas que ya están planificadas para este asueto.

Holbach Muñeton, presidente de la Federación Nacional de Cámaras Provinciales de Turismo del Ecuador, dijo que las protestas del 2019 ya dejaron fuertes pérdidas para el sector y si continúan estas nuevas manifestaciones, habrá otro impacto negativo.

 

“Esta incertidumbre lo que hace es que la gente no quiera salir a un feriado si ve que hay cierres de carreteras, esto nos afecta. El primer día de movilización nos bajó las reservas un 10 %”, dijo.

En varias ciudades del país se han tejido expectativas de un nivel de ocupación entre el 60 % y 80 % para este feriado.

“Se debe ver la forma de cómo se soluciona el tema. El sector indígena, que está en su derecho de reclamar, pero por favor no hagan más daño a la industria del turismo como se hizo en octubre del 2019?, indicó Muñeton.

El dirigente señaló que con este tipo de protestas también se reduce la llegada de turistas extranjeros, pues pueden optar por otros destinos.

Dentro del sector turístico se refiere a que en Ecuador había la previsión de un importante flujo de turistas desplazándose desde este fin de semana a diferentes ciudades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here