Alza en los precios de los insumos no da tregua por la escasez de contenedores, los altos precios de los fletes y la tasa de cambio.

Alza en los precios de los insumos no da tregua por la escasez de contenedores, los altos precios de los fletes y la tasa de cambio.

La baja oferta de transporte marítimo frente a la demanda ha hecho que los fletes se encarezcan de manera importante, a lo cual se suma el incremento en los precios de los combustibles que elevan precios de los bienes que se distribuyen a diferentes países.

Según el Presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, “antes de la pandemia mover un contenedor de China-Colombia valía 1500 dólares y hoy, puede estar del orden de 16 mil dólares; se multiplicaron por 10 los precios y esto ha continuado. El tema logístico se está viendo agravado por un tema de producción”.

La Unctad estima que los costos de flete equivalen a valores que oscilan entre el 0,35 % del precio de venta al público en el caso de productos manufacturados de alto valor y el 63,55 % en el caso productos primarios y de gran volumen. El organismo internacional considera que el 80 % del comercio mundial en volumen y el 70 % en valor se realiza por vía marítima. El índice mundial de contenedores (WCI) alcanzó un máximo en junio pasado de 7.727 dólares por unidad, en todas las principales rutas.

Aunado a lo anterior, se está generando un aumento en los precios de los insumos de importación que se utilizan para procesos de producción que se destinan tanto al mercado local como al comercio exterior, generando que estos incrementos se trasladen a los precios de los productos, desatando una inflación, principalmente en bienes básicos y esenciales, porque las mayores tarifas terminan pagándolas quienes al final demandan ese tipo de importaciones, señaló Díaz.

Esta situación se siente de manera generalizada a nivel mundial y Colombia no es la excepción por lo que algunas materias primas y bienes empleados en la actividad agropecuaria han visto incrementos importantes de precios que redundan en toda la cadena hasta el consumidor final. A lo cual se suma el precio del dólar que encarece los productos importados.

De hecho, frente al próximo Día sin IVA en Colombia, el 28 de octubre, la Ministra de Comercio, María Ximena Lombana y el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, advirtieron que la crisis generada por la falta de contenedores en el mundo, el aumento en el costo de los fletes y la tasa de cambio podrían tener un impacto en el precio de los productos que se van a comercializar en esa fecha.

La cadena de suministro global de insumos y materias primas está estancada, lo cual obliga a cerrar fábricas y causa problemas de funcionamiento en los puertos, según informó la agencia AFP. (Lea: La logística, un nuevo freno para las exportaciones de carne de Suramérica)

«Las materias primas todavía proceden principalmente de países emergentes donde la gestión de la pandemia ha sido complicada», explica la economista Isabelle Méjean, citada por la agencia de noticias.

Estos países se han enfrentado a aumentos repentinos de la demanda, primero con la recuperación económica después de la recesión provocada en 2020 por la crisis sanitaria.

Según Ranjit Singh Boparan, propietario de 2 Sisters Group, el mayor productor avícola de Gran Bretaña, citado por la agencia Reuters, “los 20 años de comida barata en el país estaban llegando a su fin y la inflación de los precios de los alimentos podría subir a dos dígitos. La quinta economía más grande del mundo enfrenta una grave escasez de almaceneros, camioneros y carniceros, lo que exacerba las tensiones de la cadena de suministro global”.

La empresa holandesa de navegación y cartografía digital TomTom advirtió que los problemas de la cadena de suministro podrían durar hasta la primera mitad de 2022 después de que informara una pérdida trimestral mayor de lo esperado.

Incluso en Japón, señala la agencia, donde el crecimiento débil implica que los precios de muchas cosas, incluidos los salarios, no han subido mucho en décadas, los consumidores y las empresas se enfrentan a un choque de precios para productos básicos como el café y la carne. (Lea: Agro y minería, con los mayores costos logísticos en el país)

Con el invierno acercándose en algunas partes del mundo, las perspectivas parecen oscuras a medida que disminuyen los suministros de energía. Los elevados precios de la energía llevaron a que la inflación en las fábricas de China alcanzara su nivel más alto en al menos 25 años en septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here