Foto cortesía / Redacción: Carmen Victoria Rodríguez

Colombia el primer país sudamericano donde apareció en el 2019 el Fusarium Raza 4, enfermedad que ha puesto en jaque a los principales países bananeros, ha invertido en la contención del hongo cerca de 60 mil millones de pesos, indicó a este medio Emerson Aguirre presidente de Augura, el gremio que reúne al 75% de los productores y comercializadores de banano del país.

Según el dirigente la actividad bananera de Colombia hoy está en un punto donde definitivamente producir es un reto, “un reto porque hace dos años  tuvimos la presencia de fusarium, nos activamos ordenadamente con el gobierno nacional  y hoy somos un referente a nivel mundial de contención del hongo, porque se ha logrado mantener el brote en la parte donde  inicio y no hay contaminación en otras zonas del país, después llega el COVID y aprendimos el protocolo de bioseguridad, unimos los protocolos y pudimos seguir ofreciéndole una fruta al mundo garantizando la salud de trabajadores y productores” recalcó.

Destacó, que en todo esto, una de las principales responsabilidades del gremio es el apoyo a los pequeños productores ya que ellos son una responsabilidad social porque siempre hay cambios en las certificaciones o en los fenómenos naturales, “ellos necesitan una voz que los respalde para que no vayan a salir del mercado, es por eso que a través del gremio siempre hablamos de parte de ellos para que puedan continuar en la actividad.  En el tema de Fusarium hemos tenido  sendos convenios de cooperación con el gobierno  donde  hemos entregado a los pequeños productores kits de bioseguridad, capacitación, entrega de líquido para todo el protocolo de bioseguridad que es lo más importante para salva guardar las fincas” anotó, recordando  que  Augura es  un gremio de 58 años, que representa al  75% productores y comercializadoras,   “en nuestros gremios al igual que en Asbama (asociación que reúne a productores del Magdalena Medio) es solo  la voluntad del productor de estar unido y entender que dentro del país no somos competencia  y que necesitamos  investigación, transferencia tecnológica y demás,  para ser competitivos” expresó.

Anunció que a su país ha llegado material vegetal de Israel, Brasil y Francia para hacer ensayos de resistencia o tolerancia al Fusarium, donde se crearon rigurosos protocolos de seguridad, analizando además que no entren otro tipo de enfermedades donde han tenido que hacer cuarentenas cerradas y están a espera de resultados que no son rápidos.

Explicó que otro de los retos que enfrenta el vecino país del norte, al igual que Ecuador y los demás países bananeros son los efectos de la pandemia donde se han subido los costos de producción   que se están dando en temas que no pueden manejar los productores como lo es el de los fertilizantes, los insumos para producir las cajas de cartón, el costo del transporte marítimo y de las resinas.

“El problema que vemos es que cada día suben de precio los productos como la carne, el pan y otros alimentos pero a nivel de exportaciones  de banano no vemos esto, los grandes compradores no están permitiendo que este costo se transfiera al resto de la cadena , estamos en una época tensa, porque estamos en una serie de negociaciones con los supermercados que pretenden mantener los mismos precios que el de  años anteriores  y eso no es posible  por efectos de costo y esto amarrado a una política de responsabilidad compartida que nace en la Unión Europea que supuestamente es compartir toda la responsabilidad de la cadena desde el productor hasta el consumidor final, pero tenemos un panorama negro porque la verdad es que esa responsabilidad compartida está siendo solo entre los productores” acotó el dirigente.

Explicó que se firmó un acuerdo entre el frente latinoamericano que representa el 65% de la producción mundial “somos una voz fuerte donde haciendo conciencia internacional estamos haciendo visible un problema de toda la región” dijo.

En cuanto a la producción de su país explicó que tienen zonas donde se ha aumentado su promedio por caja por hectárea en banano debido a los grandes esfuerzos que hace el productor en materia de tecnología a pesar del aumento de costos.

“Tenemos un costo promedio en Colombia entendiendo la diferencia de cada uno de los sitios de producción.  Es diferente el tema de la Guajira, del Magdalena o de Urabá, pero a nivel nacional hemos encontrado un precio de producción promedio de caja de 7,65, fijado por oferta y demanda” señaló.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí