PEDERNALES, Manabí. Productores de la zona norte de Manabí indican que mantener el camarón en piscinas ante el bajo precio que se paga actualmente le genera mayor inversión. Foto: Juan Bosco Zambrano.

Los países que mayor compra de camarón ecuatoriano realizan son China, Estados Unidos y naciones de la Unión Europea.

Abaratar los precios es la única salida que han considerado varios productores de camarón en el cantón Pedernales, en Manabí, por la crisis de contenedores que ha generado que algunas empresas exportadoras y que compran el crustáceo adquieran menos producto.

Alvin Vera, uno de los productores en la zona, señaló que ante este problema se ven obligados a bajar el precio del camarón, que actualmente está a un promedio de $ 1,50 por libra, o en su defecto venderlo al mercado local, a precios que en algunos casos no pasan de $ 1,20 por libra.

“Tenemos este problema desde finales de octubre, ya casi un mes, aunque (los bajos precios) siempre se dan en diciembre, se habla por la crisis de contenedores, eso hace que las exportadoras no puedan sacar el producto”, declaró Vera.

La falta de contenedores para exportación crea mucha incertidumbre, reconoce Julián Phillips, otro productor de camarón de Pedernales, pues aquello afecta al precio del producto directamente.

“Porque se crea especulación al producto, es un producto y no puede estar en exceso en la piscina porque empieza a generar mucho gasto”, reconoció Phillips.

Este productor cree que ante esta crisis una de las soluciones que podrían ayudar al sector es el mejoramiento del sistema de energía en este cantón o proyectar el uso de energías limpias para abaratar los costos de producción.

En una reciente publicación, Felipe Ribadeneira Molestina, presidente de Fedexpor, reconoció que el sector exportador enfrenta en la actualidad uno de los momentos más complejos en términos de competitividad, entre esas causas está la crisis global de logística lo que ocasiona incrementos en el costo de traslado de las mercancías en el mundo.

A esta crisis mundial, otro factor que genera incertidumbre en el sector exportador e importador ecuatoriano es la falta de seguridad que genera la contaminación de algunos productos, hecho que también genera un costo interno asumido por los empresarios.

“El crimen organizado no se detiene y, para combatirlo, todos los actores públicos y privados vinculados a la cadena de exportación deben sumar esfuerzos en un plan conjunto e integral para contrarrestar los negativos impactos que generan en la carga costos ocultos que enfrentan las empresas exportadoras”, declaró Ribadeneira.

Fue precisamente la exportación del camarón el producto no petrolero que generó más divisas al Ecuador en el 2020, con una venta que llegó a los $ 3.824 millones, lo que sin embargo significó un decrecimiento del 2 % en el valor recabado en relación a lo exportado en el 2019.

De acuerdo con las estadísticas del Banco Central del Ecuador (BCE), entre enero y agosto de 2021 la exportación de camarón ecuatoriano ya había generado para el país un ingreso de $ 3.175 millones, ubicándose en el primer producto no petrolero que más divisas genera a Ecuador, seguido del banano con $ 2.345 millones y de la venta de atún y enlatados de pescado, que ya superó los $ 1.100 millones en los primeros ocho meses de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí