TRÁMITE. Pablo Reinoso, chofer, fuera del Puerto de Guayaquil espera que le digan que puede retirar la carga. MIGUEL CANALES LEON

El servicio de Ecuapass se restablece, pero a medias.  Actores del mercado denuncian demoras. Senae guarda silencio sobre la dimensión del problema.

Ayer, por segundo día consecutivo los trámites en la Aduana se hicieron manualmente y ello frenó el movimiento de la carga, pese a que el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) dijo que la Ventanilla Única Ecuatoriana, Mesa de Servicios y sitio web de la entidad habían vuelto a habilitarse. Sin embargo, como el sistema de Ecuapass funcionó a medias, de poco o nada sirvió, porque no fue posible hacer los pagos en el banco y sin ello la carga siguió teniendo dificultad para entrar y salir de los puertos.

Así lo denunciaron los actores del comercio exterior a EXPRESO. Un día después de que los servicios se suspendieran, Senae siguió guardando silencio sobre el efecto económico que estaría generando este problema. Todavía no responde el requerimiento de este Diario de indicar la cifra del perjuicio, la forma en cómo resuelve el inconveniente que surgió el pasado miércoles y las medidas que estaría tomando para evitar un nuevo incendio en el sistema de climatización que nuevamente ponga en aprietos al comercio exterior.

No es lo mismo realizar trámites en línea que hacerlo manualmente sobre un papel. Para tener una idea, Gabriela Uquillas, especialista y asesora aduanera de la Cámara de Comercio de Guayaquil, indicó que en un mes se hacen en el país alrededor de 26.000 declaraciones aduaneras, esto implica 1.300 por día. “En el segundo día Senae dijo que el sistema estaba operativo, pero los procesos no se lograron completar, porque no fue posible pagar liquidaciones ni pagar la bodega. En conclusión, la carga no pudo salir del puerto”, reveló.

Un ejemplo es lo que vivió Katya López, agente de aduana. El pasado miércoles tenía que hacer siete declaraciones aduaneras, pero alcanzó a hacer solo una y a retirar la mercadería tras realizar el proceso manualmente. Hasta el medio día de ayer, todavía trataba de completar los trámites de los otros seis procesos.

El presidente de la Asociación de Agentes Aduaneros, Jorge Luis Avilés, recalcó que el sistema estuvo intermitente. No todos lograron pagar los aranceles en los bancos y por esto no se movió la carga como en un día normal. “La afectación económica para nosotros los agentes aduaneros por día bordea los 200.000 dólares”, aseguró Avilés.

Él señala que hay carga muy importante que hasta ayer no se logró retirar. “Hay una fundación que trajo implementos médicos, para una jornada que será en Quito este 21 de febrero y aún no hemos podido sacar el contenedor”, agregó Avilés.

El problema es complejo. Hay exportadores que perdieron el cupo en la aerolínea y en este momento no es fácil conseguir un espacio para transportar los productos, por el problema de logística que hay en el mundo, por la falta de vuelos y naves. Aquí hay personas de las mypimes afectadas, señaló Uquillas.

El comercio está frenado hasta para el producto estrella del Ecuador, el camarón, que en el 2021 logró ventas por más de 5.000 millones de dólares.

“El problema continúa, cada día que pasa 120 contenedores de camarón no pueden salir a su destino. Hay compromisos con los clientes que, en caso de no cumplirse, conllevan multas o incluso la terminación del contrato. Las multas son variables, dependen de cada contrato”, explicó José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura.

Desde el sector bananero, José Antonio Hidalgo, presidente de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), considera que se debe declarar en emergencia el sistema. Es necesario asignar un presupuesto para esto, porque de ello dependen más de 18.000 millones de exportaciones no petroleras, la cantidad registrada en el 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí