Ecuador firmó con China el Memorando de entendimiento (MOU) que da inicio oficial a las negociaciones de un acuerdo comercial. El plazo acordado mutuamente para terminar la negociación es hasta finales 2022. Foto: Tomado de @Produccion_Ecu

El documento fue firmado durante la cita entre los presidentes de China, Xi Jinping; y de Ecuador, Guillermo Lasso, en Pekín.

En noviembre o diciembre estaría sellado el Tratado de LIbre Comercio entre China y Ecuador, tras la firma del Memorando de Entendimiento que da inicio a las negociaciones formales. Este fue uno de los temas que trataron los presidentes de ambas naciones, Xi Jinping y Guillermo Lasso, en su encuentro de este sábado en Beijing.

El ministro de Producción, Julio José Prado, catalogó la forma del memorando como el primer paso que le permitirá a Ecuador abrir un mercado de más de $ 1.000 millones en exportaciones de productos.

Prado aspira a que el cierre de las negociaciones, para fin de año, se dé en Guayaquil, para lo que se activará un equipo negociador, quienes deberán gestionar los ‘términos de referencia’ de dicho acuerdo.

La expectativa, según Prado, es doblar las exportaciones a China, en productos como el camarón, banano, cacao, chocolate y snacks. Además que hay la apertura para el ingreso de la fruta pitahaya.

La firma de este memorando es visto con optimismo por el sector empresarial ecuatoriano que ha insistido en que estas negociaciones se inicien lo antes posible.

Gustavo Cáceres, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano China, sostuvo que existe mucha expectativa en el inicio de las rondas de negociación con China y aseguró que el sector agroexportador será uno de los sectores más beneficiados del futuro acuerdo al permitírsele que ingresen más productos con menos o hasta con cero aranceles.

“Recordemos que China es nuestro segundo socio comercial, es un mercado de alrededor de 1.400 millones de personas y en la actualidad no hemos logrado aún explotar todo lo que podríamos ofrecer como país a este gran mercado”, manifestó Cáceres, quien sostuvo que en la actualidad Ecuador ya consume muchos productos chinos.

El dirigente gremial indicó que el acuerdo permitirá que Ecuador tenga la oportunidad de ofrecer muchos más productos a China y que todos los productos chinos que ya consume Ecuador tengan precios más competitivos.

Cáceres recordó, además, que entre la primera y segunda semana de noviembre próximo Guayaquil será sede de la Cumbre China Latinoamérica, la principal herramienta del Gobierno chino para fortalecer las relaciones entre China y la región.

“Al ir a la par de las negociaciones de la revisión de un acuerdo comercial, el que Ecuador sea anfitrión de este evento de mucha importancia para China y la región creo que va a hablar muy bien de la voluntad política que tiene”, resaltó Cáceres.

Mientras, sectores específicos como el del cacao también tienen mucha expectativa en la liberación del mercado chino con un tratado comercial.

Según Francisco Miranda, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao e Industrializados del Ecuador (Anecacao), China es un mercado con restricciones severas para el cacao en grano, elaborados y chocolate ecuatoriano, pero asimismo se trata de un mercado con una potencialidad gigante.

Ecuador es el segundo exportador de cacao hacia China y las exportaciones ecuatorianas de cacao representan el 20% del total de las importaciones de China, según cifras de Anecacao. El cacao en grano y el chocolate ecuatoriano pagan el 8% de ad valorem, la manteca el 22% y el polvo de cacao 15%.

“Dándonos las herramientas correctas para apertura de mercado podría ser uno de los mercados futuros probables de gran exportación ecuatoriana”, expresó Miranda, quien proyectó que uno de los segmentos más beneficiados sería el chocolatero.

“El mercado chocolatero de ellos no es muy desarrollado por lo que la apertura de sus productos hacia nosotros tendría poca consecuencia en la chocolatería ecuatoriana, mientras que la apertura de nuestros productos, llámese chocolate, granos o elaborados, al mercados de ellos tiene un atractivo muy grande con las condiciones correctas”, explicó el dirigente.

El sector exportador bananero también ve el memorando como una gran noticia. José Antonio Hidalgo, presidente ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Exportadores de Banano (Aebe), destacó la fijación de una fecha para cerrar negociaciones para el acuerdo, que sería en noviembre o diciembre de este año.

Hidalgo indicó que sería importante que el banano deje de entrar a China con el 10% de arancel. Indicó que el 2021 el sector cerró con 10.9 millones de cajas exportadas a China, un decrecimiento de -37,71%, por falta de competitividad y de un acuerdo comercial, en comparación con el 2020 cuando exportaron 17,5 millones de cajas.

“Todo este esfuerzo vale la pena! China representa un mercado de 1.4 billones de habitantes, una clase media creciente de 800 millones de personas, nuevas tendencias de consumo que van hacía las tiendas online, tiendas inteligentes y además de la balanza alimenticia de China que es deficitaria y el consumo de frutas per cápita que es de 60 kilos, de los cuales el 60% es fruta importada”, sostuvo Hidalgo, quien señaló que se espera que haya un avance en la Cumbre China Latinoamérica.

Para Felipe Rivadeneira, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano y de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), es muy importante la firma del memorando, pues subrayó que China es el tercer destino de las exportaciones no petroleras ecuatorianas en el mundo con más de $ 3.000 millones.

Indicó que el camarón y el banano, los principales productos de exportación ecuatoriano, sin duda tienen una gran oportunidad de crecimiento, sin embargo, aseguró que China es un mercado con una gran capacidad de consumo y en el momento que ingresen otros productos ecuatorianos que al momento no lo pueden hacer lo que va a generar un crecimiento exponencial muy difícil de calcular.

“Eso es algo realmente positivo para nuestra economía, para la balanza comercial. El Ecuador en los últimos años depende mucho del crecimiento de las exportaciones no petroleras y que mejor tener un gran acceso a ese mercado tan importante como es China”, expresó Ribadeneira.

Mientras, Cáceres sostuvo que será importante que las negociaciones deben ser consensuadas con la sociedad civil y el sector empresarial.

“De forma constante se deben ir comunicando, a través de los canales de comunicación del Gobierno, los beneficios que va a traer para la gran mayoría el tener un acuerdo comercial con China, para que la gente pueda tener una mejor expectativa o una mayor aceptación de lo que pueda ser el acuerdo comercial con China”, finalizó el dirigente.

Deuda con China

En tanto, otro tema tratado en el encuentro presidencial fue la solicitud del Gobierno ecuatoriano al jefe de Estado chino para desvincular el petróleo de los instrumentos de la deuda.

Para ello, se conformará una mesa de trabajo entre los ministros de Economía y Finanzas de los dos países, quienes abordarán “la oxigenación de cuotas de la deuda, y estas garantías que tiene el petróleo dentro de esos instrumentos financieros”, precisó el canciller ecuatoriano, Juan Carlos Holguín, en una declaración de prensa virtual en la que participó el ministro de Producción, Julio José Prado.

Prado confirmó que la deuda con instituciones chinas asciende a más de $ 5.000 millones, de los que $ 2.077 millones están respaldados en petróleo.

Según Holguín, la propuesta consiste en desvincular la intermediación petrolera de terceros en la deuda, lo que permitirá que Ecuador obtenga algo más de $ 400 millones de ingresos al año, pues se observó que la intermediación que hicieron algunas empresas, sobre todo en fletes de petróleo, están vinculados a la deuda.

Holguín explicó que al regreso de Lasso al país -entre el martes o miércoles- se informará cómo se llevarán a cabo estas reuniones y consultas de alto nivel.

Reveló que durante las últimas tres semanas se ha avanzado en conversaciones entre autoridades ecuatorianas y representantes de tres empresas chinas que son las acreedoras de estos instrumentos financieros. Entre estas, el Banco de Desarrollo de China, el Banco de China y el Exim Bank de China.

Además, se informó que China donará 2?500.000 vacunas adicionales para niños de 3 a 5 años de edad y electrodomésticos para las familias afectadas por el aluvión en el sector de La Gasca en Quito.

“China ha donado millones de vacunas contra el COVID-19 al Ecuador. Mostramos nuestra gratitud al pueblo chino y al Gobierno por su apoyo en el plan de vacunación. Es motivo de alegría informarles que se continuará el trabajo en esta materia, fundamental para la reactivación”, indicó Lasso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí