Foto internet / Redacción: Carmen Victoria Rodriguez

Las bananas ocuparon el primer puesto por primera vez de la lista de las diez frutas más compradas de la holandesa GroentenFruit Huis, publicada en julio de 2021, desbancando a las manzanas. A los consumidores les encantan las bananas. Al parecer, los holandeses comen cerca de 720 millones de esta fruta cada año. También en Bélgica, con un consumo anual medio de 7,42 kilos en 2020, las bananas gustan más que las manzanas. En 2020, los belgas consumieron 7,33 kilos de manzanas per cápita.

Así pues, las bananas son un producto nada desdeñable para los supermercados y las fruterías. En particular los supermercados fijan los precios, y el de la banana ha sido objeto de debate durante años. En la segunda mitad de 2021, las principales organizaciones de productores y exportadores de banana de América Latina, el Caribe y África redoblaron las denuncias de la hipocresía de los grandes compradores, según Bananalink, que promueve, entre otras cosas, un comercio justo y sostenible para la banana.

Estos grandes compradores esperan que cada vez se cumplan más estándares sociales y medioambientales, pero pagando menos cada vez. No obstante, parece que las tornas están cambiando. Durante mucho tiempo, los consumidores podían comprar bananas por 0,99 €, pero parece que las cosas están cambiando con el anuncio en diciembre de 2021 de que los precios de contrato de bananas de Aldi para 2022 serían 0,09 €/kg más altos que en 2021.

Menos considerable de lo que parece
Aun así, Bananalink afirma que este incremento de precio, que supondrá un aumento medio de 1,80 € por caja, podría ser menos considerable de lo que parece. En 2021, el precio contractual del kilogramo alcanzó su mínimo histórico, según este grupo de presión. Además, los costes están subiendo tan rápido que es cuestionable si el aumento de precio en realidad cubre más parte de los costes de producción. En un comunicado conjunto el pasado septiembre y de nuevo en enero, los productores y exportadores sudamericanos de banana expresaron sus preocupaciones por el aumento de los costes.

El sector bananero se enfrenta a varias subidas de precio. El coste de los fertilizantes se elevó entre un 35% y un 45%, y el cartón y el plástico se encarecieron un 30% y un 45%, respectivamente. Los exportadores han señalado, así mismo,  importantes incrementos del precio del transporte marítimo. Los productores y exportadores aseguran que estos costes perjudican directamente a la sostenibilidad económica y a la competitividad del sector. Además, el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos en la región han causado daños irreparables en el sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí