Al menos once comunidades de Cotopaxi están aisladas por un deslave en Insiliví, el 15 de marzo de 2022. - Foto: PRIMICIAS

Un deslave en la vía Insiliví-Guangaje aisló a 11 comunidades agrícolas de Cotopaxi, cuyos habitantes se refugian en improvisadas carpas por el invierno.

Diez días después de que las lluvias provocaran un deslave que destruyó la vía Insiliví-Guangaje, en Cotopaxi, 12.000 personas de 11 comunidades están incomunicadas y muchas permanecen en carpas improvisadas.

La provincia ha sido una se las más perjudicadas por la temporada invernal, en especial las parroquias Pacayacu, Palmar, Guasaganda y sectores aledaños, en el cantón La Maná, donde 500 familias se quedaron sin hogares en febrero de 2022.

William Sacatoro, presidente del GAD Parroquial de Insiliví, en el cantón Sigchos, sostiene que este deslave es más grave que el registrado en la vía Toacaso-Sigchos, a inicios de marzo, por lo que es imposible evacuar la producción de granos y leche hacia otros cantones.

En esta parroquia se producen 8.000 litros de leche diarios para abastecer a distintas comunidades del cantón Sigchos, ubicado al noroeste de Latacunga. Cada litro se vende entre USD 0,20 y USD 0,30.

En estas carpas permanecen los damnificados por la temporada invernal en Isivilí, Cotopaxi, el 16 de marzo de 2022. PRIMICIAS

Según el dirigente, se calcula que los caudales producidos por las lluvias alcanzaron 1.000 metros cúbicos de agua por segundo, lo que causó el deslizamiento de la montaña que destruyó la vía y aisló a localidades como Guangaje y Zumbahua.

“Hay derrumbes en varias parroquias y 17 hectáreas de sembríos perdidas por la fuerza de la naturaleza”, sostiene Sacatoro, quien recorrió 15 comunidades en Insiliví con funcionarios de la Secretaría de Gestión de Riesgos para determinar los daños.

Sacatoro pidió al Ministerio de Obras Públicas el envío urgente de maquinaria pesada que permita la remoción de tierra y escombros. Además solicitó a la Prefectura de Cotopaxi que optimice los trámites para atender a la población.

“Hay que designar un presupuesto a la Prefectura para la reactivación agrícola. Necesitamos vías y proyectos de riego”, precisó el dirigente.

La directora Distrital del Ministerio de Inclusión Social (MIES) en Latacunga, Tania Vásquez, llegó al sitio para entregar raciones alimenticias a los perjudicados, quienes perdieron sus casas y sus animales.

Muchos han preferido refugiarse en la casa parroquial del cantón o en viviendas de familiares.

Alcides Semanate, síndico de la comunidad de Guantoaló, lamenta que la feria de alimentos que realizan cada lunes esté suspendida por los efectos de la temporada invernal.

“Los que vienen a comprar y a vender están incomunicados porque la gente que llega de Sigchos no puede pasar. Aquí se producen 3.000 litros de leche al día“, indica Semanate, quien agrega que los niños tampoco han podido asistir a clases.

Humberto Tirado, de 74 años, permanece con su esposa Maruja Valente, de 62, en una improvisada carpa cubierta de plásticos.

Él tiene un tumor cerebral y confía en que llegue la ayuda estatal, para poder recuperar su vivienda.

Aunque no puede trabajar, el campesino intenta sobrevivir buscando alimento para él y su pareja.

“Durante el día camino por el páramo, pensando en cómo resolver mi problema y en las noches casi no soportamos el frío”, relata.

Chilla, en El Oro, en emergencia

En la provincia de El Oro, el panorama es similar. El cantón Chilla se declaró en emergencia luego de que un aluvión destruyera la vía Porotillo-Carabota-Nariz del Diablo, que conecta esta localidad con Guanazán, en Zaruma.

El alcalde Richard Cartuche aseguró a PRIMICIAS que 8.000 familias de Porotillo, Sada, Carabota, El Cruce y Pacayunga están incomunicadas, al igual que las comunidades de Sada Cune Alto, Campo Real Dumarí, Casacay-San Tintín Luz de América y Playas de Daucay.

Al momento, las autoridades locales calculan las pérdidas económicas que produjo el aluvión, ya son poblaciones agrícolas y ganaderas.

Cartuche solicita al Gobierno que atienda la emergencia. La Prefectura de El Oro ha enviado maquinaria para recoger los escombros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí