645 naves arribaron en el 2021 al Puerto Marítimo de Guayaquil, de donde se exportaron 4,96 millones toneladas al mundo.

La terminal, a cargo de Contecon Guayaquil, prevé generar más de $1.700 millones entre aportaciones, renta e inversiones para el país hasta el 2046.

Contecon Guayaquil (CGSA), concesionario del Puerto Simón Bolívar de Guayaquil, prevé realizar inversiones de más de $ 30 millones, monto que se suma a los $ 350 millones invertidos en la primera fase de esta concesión.

CGSA forma parte del grupo multinacional ICTSI e inició la operación en el puerto de Guayaquil desde el 1 de agosto del 2007 por un periodo de 20 años, es decir hasta el 2027, sin embargo, el 3 de diciembre de 2019, a través de un contrato modificatorio, ese plazo se amplió hasta 2046.

Javier Lancha de Micheo, gerente general de Contecon, adelantó que para el 2046 se habrán generado más de $ 1.700 millones entre aportaciones, renta e inversiones para el país.

Actualmente, el puerto de Guayaquil continúa siendo el principal nodo logístico del país y uno de los más importantes del Pacífico sur. Según cifras de Contecon, durante el 2021 presentó el 42 % de participación total de mercado, y el 46 % de la exportación ecuatoriana.

Ese año, CGSA brindó servicios a 645 naves arribadas y logró exportar 4,96 millones toneladas, lo que representa un incremento del 4 % en comparación al 2020 y el 9 % frente a 2019.

Asimismo, registró 2,95 millones de toneladas de importación, un crecimiento del 3 % en relación con el 2020.

Los principales productos que fueron exportados desde el puerto en 2021 fueron: banano (69 %), camarón (6 %), madera (5 %), cacao (2 %) y pescado (2 %); además, se importaron papel, plástico, productos químicos, chatarra, entre otros insumos, mercancías generales y productos terminados e intermedios para el comercio y consumo nacional.

El plan a largo plazo del puerto está orientado a la ampliación de su capacidad para potenciar su operación, con la incorporación de tecnologías robustas en la infraestructura pesada, modernización de grúas, uso de equipos de última generación y aplicación de métodos disruptivos en la ingeniería de muelles para la profundización de los puntos de atraque.

Estas acciones se toman con la finalidad de aprovechar al máximo las nuevas capacidades del canal de acceso y permitir el ingreso de naves de mayor volumen. De igual manera, entre los proyectos de inversiones más importantes se encuentra la Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE), con un potencial de inversiones de más de $ 500 millones hasta el final de la concesión. En esta zona empresas pertenecientes a la cadena de comercio exterior podrán desarrollar actividades logísticas e industriales, teniendo una ubicación estratégica y beneficios de exoneraciones de impuestos y tributos.

Mientras, este año se inicia el proceso de adquisición e implementación de los equipos para la inspección no intrusiva de la carga (escáneres) que permitirán elevar los niveles de seguridad, agilizar el proceso portuario y mejorar las condiciones para que la carga se mantenga íntegra en su calidad a lo largo de la cadena de abastecimiento hasta su destino final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí