Expertos señalan que las caídas en los precios de estos commodities alentarían las presiones inflacionarias que padecen los alimentos en el mundo.

Tras conocerse que Moscú reduciría de manera drástica operaciones militares cerca a Kiev, capital de Ucrania, y a la ciudad de Chernihiv, los futuros de trigo y maíz de referencia cayeron el máximo que permite las operaciones de Chicago.

El optimismo de las conversaciones que adelanta el Kremlin y Ucrania hizo que los futuros del trigo se hundiesen un 8% a US$9,72 el bushel, cifra que no bajaba de US$10 desde principios de marzo. Más adelante, el trigo tuvo una leve recuperación y cerró la sesión de negociación a US$10,1425 el bushel.

Por su parte, el maíz siguió en caída hasta un 4,7% a US$7,1350 el bushel, un mínimo de cuatro semanas antes de que fijara el precio en US$7,2625. El trigo de Minneapolis también cayó al máximo permitido en la sesión de negociación.

Expertos señalan que las caídas en los precios de estos commodities alentarían las presiones inflacionarias que padecen los alimentos a nivel mundial a raíz del conflicto de Ucrania, pues esta nación es una de las principales exportadoras de granos del mundo, y desde que inició la invasión rusa se detuvo el comercio marítimo y sus puertos permanecen cerrados.

Terry Reilly, analista senior de materias primas de Futures International LLC en Chicago, señaló que, aunque se está avanzando en las conversaciones de paz entre las partes involucradas, aún existen obstáculos ara que las exportaciones del Mar Negro mejoren y “eso incluye levantar las sanciones a Rusia y restaurar el envío desde Ucrania”.

El próximo jueves se publicarán los informes clave de los Estados Unidos para detallar las intenciones de siembra de primavera y conocer las reservas de granos trimestrales.

La Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, Leguminosas y Soya (Fenalce) aseguró que “el maíz terminó la jornada con bajas en Chicago por la liquidación de contratos y por la toma de ganancias ejercidas por los grandes fondos de inversión; por la caída del petróleo, y por el descenso de las cotizaciones del trigo”.

Además, en línea con lo expuesto por Reilly, el gremio señaló que el fundamento bajista que generó buena parte de estos movimientos fue el posible cónclave entre representantes diplomáticos de Rusia y de Ucrania para buscar puntos en común de cara a un cese del fuego.

“El USDA registró despachos semanales de maíz por 1.606.535 toneladas, por encima de las 1.496.798 toneladas del informe anterior y cerca del máximo previsto por los operadores, en un rango que fue de 1 a 1,67 millones de toneladas”, concluyó Fenalce.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí