Foto cortesía / Redacción: Carmen Victoria Rodríguez

Este viernes a través de un comunicado el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) informó que celebra la iniciativa privada que realizan algunos exportadores bananeros que acordaron comprar los racimos que no logren ser colocados, de modo tal que ello permita aliviar la crisis generada por el cierre de los mercados de Europa Oriental, debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

El texto también se refiere al apoyo que la institución ofrece para evitar distorsiones en el mercado que provoquen la desestabilización del precio de la fruta, como por ejemplo el control que está ejerciendo a las empresas exportadoras de banano, que en el año 2021 enviaron el producto exclusivamente hacia los mercados ruso y ucraniano.

EL PRODUCTOR.COM consultó sobre este tema a Franklin Torres, presidente (e) de la Federación Nacional de Bananeros de Ecuador, FENABE, quien expresó que es un comunicado que no logran entender en su totalidad ya que es una iniciativa que no se está cumpliendo.

La opción de comprar racimos no es una idea nueva, expresó, indicando además que se trata de una idea que su organización propuso cuando ocurrió la pandemia, pero en su momento no se logró y ahora la vuelven a presentar porque consideran que sería una buena forma de sacar el excedente que manejan de la fruta.

“Pero las condiciones, la logística, el financiamiento nada de eso lo dice el MAG, y creemos que no lo dicen porque no saben qué hacer” indicó.

Manifestó que están dispuestos a reunirse con el gobierno, de hecho, ya han sostenido reuniones con exportadores, porque es necesario obrar a favor del bienestar del sector indicó.

Sobre el control que anunció el MAG sobre las empresas exportadoras que envían fruta a Rusia y Ucrania, expresó que están siendo muy selectivos porque pareciera que la ley es solo para una parte de la cadena y al resto no se le va a controlar.

Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano, ACORBANEC, expresó que el sector privado ha llegado acuerdos entre productores y exportadores, donde se ha hablado de que aquella fruta que no pueda exportar se les comprará el racimo a los productores y se entregará a diferentes instituciones públicas y fundaciones para programas de alimentación, o también como abono orgánico porque el banano es rico en potasio.

Calificó como decepcionante que el MAG solo quiera controlar a las exportadoras que envían banano a Rusia o Ucrania, porque precisamente esas empresas son las que están más afectadas por el conflicto y han pedido ayuda como dotación de liquidez, por ejemplo, e indicó que con esta actitud el ministerio lo que está es dándoles “la estocada final” a esas compañías.

“debería ser un control a todas y cada una de las compañías en general, y no solo a las que exportan a Rusia y Ucrania, a esas hay que ayudarlas, no complicarlas” puntualizó.

Fuente: El Productor / www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí