La guerra en Ucrania parece haber tenido un impacto pequeño en los precios de los contenedores y las tarifas de arrendamiento en China, que se prevé que sea ampliamente superado por los confinamientos decretados en el país ante la detección de nuevos casos de COVID-19.

Según destaca Mas Container, la disponibilidad de contenedores mejoró poco después del Año Nuevo chino hasta el pasado viernes en los principales puertos de China. Sin embargo, con el anuncio de los confinamientos en Shenzhen, Zhejiang, Shanghái, Jilin, Suzhou, Cantón y Pekín (19 provincias a partir del domingo, probablemente más en unos días), la cadena de suministro mundial deberá prepararse para otra perturbación en los próximos meses, ya que los confinamientos impuestos restringirán fuertemente el movimiento de contenedores en estos puertos.

“Las tarifas de flete y los precios de los contenedores ya estaban en un nivel récord incluso antes de que comenzara la invasión. Lo que ha ocurrido debido a la guerra es que las líneas navieras dejaron de recalar en los puertos rusos, el Mar Negro se cerró de alguna manera y el ferrocarril entre Europa y Asia está también afectado por esto”, dice el Dr. Johannes Schlingmeier, cofundador y director ejecutivo de Container xChange.

“Los bloqueos en China reducirán aún más la capacidad y provocarán un aumento en los precios de envío ya inflados”, añadió Schlingmeier.

En el futuro inmediato, el cierre del ferrocarril Asia-Europa (que solo representa aproximadamente el 2,5% de la carga Asia-Europa) provocará que la carga de alto valor se traslade al transporte marítimo, que ya tiene poca capacidad. Esto ejercerá más presión sobre la cadena de suministro que ya está en apuros. Además de esto, los confinamientos de China serán nada menos que una gran onda de choque para una cadena de suministro ya paralizada.

Además, hay implicaciones a mediano y largo plazo que los analistas prevén, como la interrupción en el comercio de bienes y mayores esfuerzos de EE. UU. para aislarse de los impactos geopolíticos en las cadenas de suministro internacionales impulsadas por sectores clave de la economía china.

Se espera que el CAx (índice de disponibilidad de contenedores) para dos de los principales puertos de China (Shanghái y Ningbo) aumente aún más a un ritmo bastante rápido desde alrededor de la marca de 0,6 en la segunda semana de marzo, lo que significa más contenedores entrantes que salientes. Es inusual para este gigante asiático que normalmente exporta más de lo que importa, exhibiendo los cuellos de botella persistentes de sus rutas comerciales y los cuellos de botella que inevitablemente surgirán de estos cierres, dijeron desde Container xChange.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí