La petrolera estatal YPF buscó tranquilizar el martes al poderoso sector agropecuario al afirmar que está garantizado el abastecimiento de la demanda del sector

Los productores agrícolas de Argentina expresaron el viernes su preocupación por la faltante de combustible en distintas zonas productoras del país, en momentos en que comienza la recolección de la soja y el maíz, los dos principales cultivos del importante exportador mundial de alimentos.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja, y el segundo de maíz, y sus productores llevan recolectado 4,4% del área sembrada con soja y 14,7% de la superficie plantada con maíz, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC).

Sin embargo, las principales asociaciones rurales del país reunidas en la Comisión de Enlace advirtieron sobre la falta de combustible en el actual contexto de escasez internacional de gasoil y de una fuerte reducción en la oferta global de alimentos por el conflicto armado entre Ucrania y Rusia.

«En las últimas semanas, el gasoil se ha convertido en un recurso escaso en distintas localidades del país, razón por la cual se han registrado subas más que llamativas y la disponibilidad del producto es escasa y/o cuotificada», señaló un comunicado de la Comisión de Enlace.

El segundo trimestre del año es el momento en que se recolecta el grueso de la soja y el maíz, que el año pasado registraron exportaciones por cerca de US$30.500 millones, incluyendo los embarques del aceite y la harina derivados de la oleaginosa.

A su vez, el otoño austral es un momento de intenso tránsito de camiones, el principal medio de transporte de granos en Argentina, a los puertos de la zona de Rosario, el polo agroportuario y agroindustrial argentino ubicado sobre el río Paraná.

La petrolera estatal YPF buscó tranquilizar el martes al poderoso sector agropecuario al afirmar que está garantizado el abastecimiento de la demanda del sector.

«A través de sus más de 100 distribuidores YPF AGRO con presencia en todo el país, la compañía garantiza el acceso al gasoil a los productores agropecuarios», señaló la compañía en un comunicado.

La campaña agrícola argentina 2021/22 fue afectada por una sequía a inicios de año que generó fuertes caídas en la productividad. Según la BdeC, la cosecha de soja será de 42 millones de toneladas y la de maíz de 49 millones de toneladas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí