Fotografía de archivo en la que se registró un logotipo del Fondo Monetario Internacional (FMI), ubicado en la entrada del edificio sede de la entidad, en Washington DC (EE.UU.). Foto: EFE/Jim Lo Scalzo

La guerra tras la invasión rusa de Ucrania “está convulsionando a la economía mundial», indica una publicación del Fondo Monetario Internacional.

La economía de América Latina y el Caribe crecerá 2,5% en 2022, pero la guerra en Ucrania aumentó la incertidumbre y disparó los precios, reiteró ayer martes el FMI al publicar sus perspectivas para la región.

La guerra tras la invasión rusa de Ucrania “está convulsionando a la economía mundial y elevando la incertidumbre en torno a las perspectivas de América Latina y el Caribe”, afirma el FMI en un blog.

Aunque el organismo prevé que Brasil crezca 0,8%, México 2%, Colombia 5,8%, Chile 1,5%, Perú 3% y Argentina 4% este año, esto supone “reducciones muy importantes respecto de las tasas de dos dígitos del año anterior”.

Por zonas, América del Sur crecerá 2,3% este año y América Central, Panamá y la República Dominicana 4,8%. Para el Caribe distingue entre las economías dependientes del turismo, muy golpeado por la pandemia, con un 3,2%, y los exportadores de materias primas (Guyana, Suriname y Trinidad y Tobago) que se llevan la mejor parte, con un 20,2%.

Todos ellos se ven afectados por la inflación, pero con “bastante heterogeneidad”, afirmó este martes en rueda de prensa Ilan Goldfajn, el director del FMI para las Américas, y uno de los autores del blog.

“Tenemos importadores de materias primas, alimentos y energía, bastantes en Centroamérica, algunos en el Caribe, que experimentan un shock negativo” mientras que los de Sudamérica “que exportan granos, metales y algunos incluso petróleo tendrán un impacto positivo”, explicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí