El Consejo de Ganado de Australia reveló el pasado viernes que había recibido aviso de la detección de 1247 casos de fiebre aftosa en cuatro regencias de la provincia de Java Oriental: Gresik, Lamongan, Sidoarjo y Mojokerto.

Hace mucho tiempo no se presenta un brote en las proximidades de Australia, que hace un siglo no conoce casos de aftosa, por lo que la industria ganadera y el Gobierno están luchando para asegurar sus cadenas de suministro y limitar el riesgo de propagación a su territorio.

Por su parte, Indonesia está preparando una declaración de emergencia e intentando establecer qué cepa de la enfermedad estaba presente para poder preparar vacunas.

“El Departamento de Agricultura está trabajando para adquirir la mayor cantidad de información posible de nuestros contactos en el país y lo actualizará a medida que tenga más información disponible”, expresó el Consejo en un comunicado publicado por ABC.

Y agregó: “Indonesia es nuestro vecino más cercano con quien compartimos una asociación comercial bilateral increíblemente importante. La proximidad de Indonesia tiene implicaciones importantes para nuestro sistema de bioseguridad y el estatus libre de enfermedad”.

El portal Beef Central indicó que varios análisis han mostrado que un pequeño brote de aftosa en Australia controlado en 3 meses podría costar alrededor de AUD 7100 millones o USD 5044 millones, mientras que uno de 12 meses costaría AUD 16000 millones o USD 11 368 millones.

Sin duda, un brote también provocaría el caos en las exportaciones de ganado, y es probable que muchos mercados importantes impongan restricciones a las exportaciones australianas.

Este reporte llega en un momento en que los funcionarios de bioseguridad de Australia están invirtiendo importantes recursos en la dermatosis nodular contagiosa, que también se ha detectado en Indonesia. Por ello, anunció asistencia inmediata al gobierno indonesio.

Según The Sydney Morning Herald, la industria de la carne de res de Australia tiene un valor de alrededor de USD 14 100 millones y su industria ovina alrededor de USD 4700 mil millones.

Expertos aseguran que Australia ha estado libre de aftosa durante más de un siglo, mientras que Indonesia había estado libre de la enfermedad pero en 2014 permitió las importaciones de ganado de India, que no tiene reconocimiento oficial de la OIE para esta enfermedad.

Los medios recordaron el brote de fiebre aftosa ocurrido en Reino Unido en 2001 con 2000 casos confirmados, por el cual se sacrificaron más de 6 millones de cerdos, vacas y ovejas, con un coste estimado en 8.000 millones de libras esterlinas (9.880 millones de dólares).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí