PROBLEMA. 18.000 millones de libras de plásticos van al mar, cada año. ARCHIVO / EXPRESO

La industria nacional firma un convenio. Busca rescatar al menos 200 toneladas.

La industria pesquera del país firmó un convenio para proyectar el reciclaje de redes de pesca en desuso. De manera oficial, el sector se sumó al programa Redes de América.

Ricardo Buehs, presidente de la Asociación de Atuneros del Ecuador (Atunec), dijo que se trata de un acuerdo de colaboración e integración del sector pesquero, con el afán de reciclar al menos 200 toneladas de redes en desuso y evitar que estas permanezcan en lugares donde causen daño al planeta.

“Nos vamos a sumar al programa Netpositiva de la compañía Bureo, quienes vienen trabajando desde el 2013 para evitar que la contaminación plástica llegue a los océanos. El éxito de este proyecto es la participación de las pesquerías y los pescadores”, destacó Buehs.

De acuerdo con datos globales, la humanidad vierte 18 mil millones de libras de plástico en los océanos cada año. En ese contexto, David Stover, socio fundador de Burro, argumentó que “el principal problema es la falta de infraestructura disponible para cuando las redes lleguen al final de su vida útil. Por eso es imprescindible trabajar juntos”.

Stover destacó que con las redes se han podido elaborar un sinnúmero de objetos como chompas, gorras, bolsos, entre otros, que de una u otra forma generan posibilidad de trabajo para varias familias.

En el acuerdo, que se efectuó la semana pasada en Manta, provincia de Manabí, participaron la Cámara Nacional de Pesquería de Ecuador (CNP), Fundación para la Conservación de? ?  Atunes (Tunacons) y la Asociación de Atuneros del Ecuador.

INSUMO QUE SE REUTILIZA EN LA MODA 

Cada día hay más diseñadores, fabricantes y marcas de moda que apuestan por ofrecer a sus clientes prendas de vestir, ropa deportiva o material para el hogar fabricados a partir de tejidos elaborados con fibras textiles procedentes del reciclaje. Incluso, la industria del automóvil ya se está incorporando a esta tendencia.

Forman parte de la que se denomina economía sostenible y circular. Un buen ejemplo de todo esto es la Fundación Ecoalf y su proyecto Upcycling the Oceans dedicado a recoger y transformar redes, plásticos y otros objetos abandonados en los fondos marinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí