Foto cortesía MAG Redacción: Marlene Bernal

Bernardo Manzano, quien fue posesionado el 4 de mayo como ministro de Agricultura, es el tercer profesional en ocupar esta cartera en el Gobierno del Presidente Guillermo Lasso, en un momento difícil para la agricultura no solo de Ecuador sino del mundo por los altos costos de producción al subir los insumos, una pandemia que aún no termina y dificultad para enfrentar varios mercados. Todo esto llevo a EL PRODUCTOR.COM a entrevistar a este profesional zamorano que entra con ánimo de apoyo a los productores y conocer si podrá realmente sacar adelante a un sector muy amplio con muchos problemas desde hace mucho tiempo.

¿POR QUÉ ACEPTO HACERSE USTED CARGÓ DE UN SECTOR QUE ESTA ATRAVESANDO TANTOS PROBLEMAS EN ESTE MOMENTO?
Creo que puedo aportar con mi experiencia en el campo agropecuario, tengo más de 30 años trabajando en él y toda mi vida visitando haciendas, siempre ha sido mi apego.
Creo que en este momento debe haber una visión a largo plazo, no importa los ministros que vengan y que las políticas no cambien, el problema es que no trabajamos en la causa del problema y siempre estamos parchando problemas. Hay cosas emergentes que tratar, pero no dejar de lado lo importante.

¿QUÉ ES LO IMPORTANTE PARA USTED?

Lo importante para mí es la parte comercial, tenemos que mirar hacia el mundo donde hay una posibilidad, imagínese que menos del 1% de los mercados internacionales consumen productos de Ecuador, tenemos que empezar a trabajar en ver que es lo que esos países buscan y que es lo que podemos ofrecerles, empezar a trabajar en estructura de costos y fomentar esos productos para tener una cartera más amplia y no depender de ciertos productos cuando hay problemas de oferta y demanda que todos los años tienen los productores bananeros, lecheros, maiceros y arroceros.

Otro de los temas en los que voy a trabajar es en el cooperativismo, vemos que entre el 60 y 70 % de los productores son pequeños y son los más afectados en la cadena de producción porque no se organizan. Hay que cambiar el chip para que sean empresarios agrícolas y que tengan un manejo más profesional, y puedan acceder a invertir en infraestructura, y ser más eficientes para que bajen los costos de producción unidos y puedan tener acceso a créditos, capacitación e investigación.

Hay organismos internacionales que desean ayudar económicamente en este proyecto.
Con esto estructurado ayudar con préstamos a plazos largos e intereses blandos, solo así podrán trabajar fácilmente. Estoy hablando con BanEcuador y la Bolsa de Productos para que se generen certificados de depósito que lo controle la superintendencia de bancos y se pueda negociar en el sistema financiero para evitar los intermediarios. Hay muchos ejemplos a nivel internacional y nacional que han dado muy buenos resultados, con acceso a mercados para tener los resultados esperados y que el pequeño agricultor tenga estabilidad, no depender solamente del Estado. El Estado debe ser un facilitador, debe tener políticas para comercializar nuestras ventajas competitivas, para tener un verdadero desarrollo agropecuario.

¿USTED TIENE TODA LA POTESTAD Y EL PRESUPUESTO PARA PODER ASUMIR COMO SE DEBE ESTA CARTERA?

Estábamos analizando esto y todos los recursos deben estar alineados a esta filosofía, como en la empresa privada, donde todos los recursos deben ser aprovechados al máximo. Esa debe ser la filosofía, la cual ha interesado a muchas instituciones extranjeras. Lo primero que debemos es tener un censo agrícola para poder tomar decisiones, revisando toda la información del ministerio, me encontré con el programa Renagro (registro nacional agropecuario) donde firmamos un convenio con los franceses y nos van a dar 30 millones más para continuar con el proyecto que se retomará en julio empezando por Galápagos para ver cómo se va a tomar toda esa información y tener un pronóstico de cosechas y poseer cifras exactas de lo que tenemos, trasparentar la información y tomar decisiones porque no se puede trabajar con un censo agropecuario de hace 20 años.

¿CON QUÉ PRESUPUESTO CUENTA USTED?
Había un presupuesto de más o menos 100 millones de dólares, de lo cual ya se ha gastado algo. Yo acabo de llegar, pero lo importante es ser eficiente con esos recursos entre los gastos corrientes y los proyectos que está ejecutando el MAG. Hay recursos que nos dan programas internacionales que nos quieren ayudar, por lo que esta semana nos reuniremos para alinear lo que hay de presupuesto y la ayuda extranjera.

¿UN TEMA QUE INCOMODA A ALGUNOS PRODUCTORES SON LOS PRECIOS DE SUSTENTACIÓN, CONTINUARÁ USTED CON ELLOS?
Como ministro, en la función pública uno tiene que regirse a lo que está escrito, es diferente cuando se trabaja en la empresa privada. Mientras sea legal hay que regirse a eso, pero yo creo que más allá de los precios de sustentación tenemos que buscar es ser más eficientes y organizados, llegar más cerca de los mercados y bajar costos de producción, si no se trabaja en esto vamos a seguir en lo mismo, lo importante es no perder de vista la eficiencia.

¿SIENDO EL AGRO TAN AMPLIO, COMO PODRÁ USTED ABARCAR TODOS LOS SECTORES?
De ahí la importancia de los consejos consultivos, son muy importantes, la gente que capacita todo el equipo decía que no hay que pasar haciéndose políticas y poca ejecución, hay que hacer pocas políticas y mucha ejecución, los consejos son para conocer los problemas de cada uno de los sectores y ver cómo podemos facilitar porque el Estado debe ser facilitador y potencializador de las ventajas competitivas. Estamos al servicio de la cadena agropecuaria con énfasis en el pequeño productor. Así se va conociendo el sector.

¿Y FINALMENTE CONOCIENDO SU AGENDA APRETADA, CREE USTED QUE LOS PROBLEMAS BANANEROS TIENEN SOLUCIÓN EN ESTE MOMENTO?

Los problemas bananeros tienen muchas aristas, el problema es de mercado con todo lo que se vino, la pandemia y la guerra. Nosotros exportamos el 25 % para Rusia, tenemos que abrir más mercados a Corea del Sur, tenemos una oportunidad de mandar fruta, ya que es la décima cuarta potencia mundial que tiene capacidad de compra.

Ya hemos habado con pequeños agricultores y si quieren exportar directamente y trabajar con Comercio Justo Fairtrade, como la asociación del Guabo, estamos dispuestos a ayudarlos en todo el proceso, la unión hace la fuerza para poder negociar, una cosa es exportar 100 cajas por semana otra cosa es tener 10.000 cajas por semana y así se puede negociar.

Vamos a trabajar en bajar costos de producción y ser más eficientes y en toda la cadena, se necesita de toda la cadena. Este viernes vamos a anunciar ciertas medidas para ayudar a los pequeños agricultores, estamos trabajando en el marco legal para poderlo anunciar. Son medidas de manera emergente, pero lo importante es siempre estar unidos y acercarnos a los mercados, tratando de hacerlo directo, sin intermediarios y ellos pueden hacerlo con toda la tecnología.

Fuente: El Productor/www.elproductor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí