Los precios de los fertilizantes que habían alcanzado récords ahora se están desplomando a medida que los compradores se tambalean por el impacto de las etiquetas, pero eso no significa que la contracción del mercado haya terminado.

El precio al contado de junio en Tampa, Florida, para el fertilizante nitrogenado amoníaco se ubicó en US$1.000 por tonelada métrica, una caída del 30% con respecto a US$1.425 por tonelada métrica de mayo, según Green Markets, una empresa de Bloomberg. Sin embargo, incluso con la caída, los precios del amoníaco siguen siendo 87% más altos que hace un año, y los problemas de la cadena de suministro continúan causando estragos en los mercados globales.

La destrucción de la demanda es parte del declive. Lugares como el sudeste asiático están viendo compradores que no están dispuestos a pagar los precios récord de amoníaco que se publicaron en abril y mayo, dijo Alexis Maxwell, analista de Green Markets. También refleja el costo decreciente de la producción de amoníaco a medida que los precios del gas natural en Europa cayeron en el segundo trimestre, dijo.

Los precios mayoristas de otro tipo de fertilizante nitrogenado, la urea, cayeron casi 8% el viernes en Nueva Orleans a US$585 por tonelada corta. Pero los precios minoristas siguen siendo casi el doble, a US$1.030 por tonelada corta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí