Imagen referencial. Texto: El Productor

Los desequilibrios derivados de la pandemia, a los que se sumaron los que llegaron de la mano de la Guerra de Ucrania, han disparado los costos de producción en el agro. Dos productos clave en toda la cadena agropecuaria como el maíz y el trigo ya están seriamente afectados.

Cuatro productos son los pilares de la civilización moderna: cemento, acero, plástico y amoniaco. Todos ellos depende, en menor o mayor medida, del petróleo que está en una constante escalada al alza. Actualmente en el mundo se producen 4,5 billones de toneladas de cemento; 1,8 billones de toneladas de acero;  cerca de 400 millones de toneladas de plástico y 180 millones de toneladas de amoniaco.

Sin embargo el amoniaco es el producto que merece el primer lugar en la lista. Esto debido a que su síntesis es la base de todos los fertilizantes nitrogenados; y sin todas sus aplicaciones,  la industria de los alimentos sería incapaz de generar suficiente producción para una población mundial de miles de millones.

En países como China, la alimentación de 3 de cada cinco habitantes depende de manera indispensable de la provisión de compuestos derivados del amoniaco. Eso también pasa en el Ecuador y explica gran parte de los problemas que está experimentando la producción agropecuaria y la provisión de alimentos.

Pablo Jiménez, docente del Business de la Universidad SEK (Uisek), puntualizó que a los problemas logísticos y de reducción y encarecimiento de la oferta productiva, los cuales estallaron de la mano de la pandemia; desde 2022 se sumó el golpe la Guerra entre Rusia y Ucrania, la sequía en varias zonas del mundo y la estrategia COVID cero de China.

Ya en un primer momento de la pandemia en Ecuador un tercio de las familias redujeron su consumo diario de alimentos, tanto en el número de comidas (de 3 a 2) y en la calidad. Esto se debe no solo a la inflación creciente a nivel mundial y local; sino que también se ha vendido restringiendo la provisión de ciertos alimentos e insumos básicos.

Costos de fertilizantes por las nubes y producción local a la baja

Más del 90% de los fertilizantes nitrogenados (basado en amoniaco) que se utilizan en los cultivos agrícolas ecuatorianos vienen del exterior, es decir, son importados. El precio de esos fertilizantes se ha más que duplicado si se compara abril de 2021 con abril de 2022. Los precios de la urea también se ha disparado más del 100% y se ha reducido su oferta mundial. Antes de la guerra, Ecuador importaba el 40% de su consumo de urea desde la zona de Bielorusia y Rusia.

Eso representa un serio golpe a la producción local, sobre todo de los agricultores pequeños. Según José Xavier Orellana, asesor empresarial, si se opta por cultivar sin fertilizantes, u otro tipo de insumos ahora más caros y escasos, el rendimiento por cosecha se desploma hasta un 50%.

En Ecuador, el encarecimiento de los costos de producción, ya están afectando seriamente a dos productos agrícolas fundamentales en varias cadenas alimenticias.

Así, por un lado, ya antes de la actual crisis, solo producíamos internamente el 1% del trigo que consumimos cada año. Esa mínima producción está a la baja para este y el próximo año. Esto obliga a importar más, pero en el mundo ya hay escasez de este producto; que además se ha encarecido un 80%.

Esto tiene un efecto directo en la alimentación de la población y en la provisión de productos de la canasta básica como el pan.

Por otro lado, ya se prevé una caída total del 35% en las cosechas de maíz en Ecuador. Este producto no solo es otro de los productos de la canasta básica, sino que también es un importante componente de los balanceados para industrias como la avícola.

El 55% de los balanceados está hecho con maíz y otro 35% está basado en soja, la cual también tiene una cosecha mínima en el país.

El resultado de todos estos factores es un encarecimiento de hasta el 26% en la carne de pollo y cerdo, además de los huevos.  Por eso, si existe un real riesgo de que empeore el acceso a la alimentación básica en los hogares de menos recursos; y esto profundice el deterioro que ya provocó el primer golpe de la pandemia.

¿Qué medidas se puede tomar?

Ya Colombia, Brasil, México, y Estados Unidos han reducido los aranceles y la tramitología para la importación de productos de la canasta básica, lo que permite bajar los precios al consumidor. Y Chile se ha modificado el bono solidario para dar más transferencias en efectivo a los más pobres.

En el caso del Ecuador, Jiménez consideró que el camino más viable es la reducción de costos mediante la revisión de aranceles y trámites. » Esas son medidas que no tienen un gran impacto fiscal; pero si ayudan a los productores y consumidores», puntualizó

Las alertas sobre escasez de alimentos y problemas de hambre, sobre todo en la población más vulnerable y de menos ingresos, han hecho que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) publiquen llamados a que los Gobiernos hagan un esfuerzo para aumentar las ayudas o bonos directos tanto para los sectores más pobres como para los productores agrícolas.

El objetivo final es reducir la creciente inflación y evitar mayores dificultades en la provisión de alimentos. En el caso de Ecuador, de acuerdo con Jiménez, el problema de esa clase de soluciones es que el Estado, a pesar de la «bonanza petrolera», sigue teniendo un presupuesto muy ajustado y con poco espacio para mayor gasto.

Desde el ministerio de Agricultura, se han anunciado medidas localizadas como la importación directa, desde el Estado, de insumos agrícolas para entregarlos a menor precio a los agricultores.

1 COMENTARIO

  1. Somos actores productivos innovadores que estamos fortaleciendo siempre el buen concepto de insumos saludables para la agricultura, avicultura y ganadería utilizando materias primas orgánicas no explotadas en Ecuador y con ello permitir certificar los productos como orgánicos y a la vez contribuir con una huella ecológica positiva en esta incesante lucha contra el cambio climático, mejorando la Seguridad Alimentaria con propuestas saludables para el planeta y sus habitantes.

    Además nos ubicamos en un sector de producción caprina donde el abono no es comercializado de manera técnica. Y nos preocupa que en su pagina no consta una un solo comentario sobre las alternativas en Ecuador para reemplazar a los insumos comercializados son en un alto porcentaje químicos. Por lo tanto la presencia de ustedes seria para generar una cultura de respeto al planeta y a la vida de esta y las nuevas generaciones es realmente importante cuando el objetivo actual urgente es reducir la creciente inflación y evitar mayores dificultades en la provisión de alimentos. Este es el caso de Ecuador, donde el problema de la importación de insumos son prohibidos por su precio y por el daño a la salud esa clase de soluciones es que el Estado debe preocuparse y consumir lo nuestro a bajo precio y saludable para la economía y para la vida. LA SOLUCION ECOLOGICA EL USO DE ABONO CAPRINO PARA PA PRODUCCION AGRICOLA SALUDABE .
    SALUDOS CORDIALES DESDE ZAPOTILLO ECUADOR
    Ing. Freddy Rommel Coronel Alvarez
    PROYECTOS DE ECONOMIA CIRCULAR INTELIGENTES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí