La mesa de diálogo sobre banca pública se desarrolló en su segunda jornada. El primer día hubo intercambio de información. Foto: Cortesía Ministerio de Gobierno

Desde este miércoles se desarrolla, en la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), la segunda jornada de diálogos en la mesa 2: banca pública y privada. El día empezó con un anuncio a través de redes del Ministerio de Gobierno en el sentido de que desde “BanEcuador incrementó el crédito de las Oportunidades”. Y se indicó que se destinará “un monto a zonas focalizadas y prioritarias, acordadas mutuamente entre el Gobierno y las organizaciones sociales”.

Este incremento ya fue parte de los ofrecimientos que había realizado el presidente de la República como parte de medidas para lograr la pacificación del país. El ofrecimiento era entregar $ 100 millones adicionales en créditos de entre $ 1.000 y $ 5.000 al 1 % y a 30 años. Además se destinarían $ 100 millones más para créditos entre 5.000 y $ 20.000 pero con plazo de 10 años y a un 5 % de interés. Esto ha sido ratificado.

Pero además se conocieron los términos en los cuales el Gobierno está pensando realizar una reestructuración de deudas de la banca pública desde $ 3.000 hasta $ 10.000. De acuerdo con Iván Andrade, presidente de la Corporación Financiera Nacional (CFN), la reestructuración de deudas desde $ 3.000 hasta $ 10.000 que ya han sido definidas como irrecuperables sería a través de una extensión del plazo de pago hasta diez años, con tres años de gracia total. Es decir, no pagarán ni capital ni intereses durante esos años de gracia. Luego ya deben empezar a honrar la deuda que adquirieron, pero los intereses vencidos podrán pagarlos en los años 8, 9 y 10, es decir, al final del plazo.

El punto más sensible en esta mesa es, justamente, el pedido del sector indígena de que haya una condonación de deudas en BanEcuador de hasta $ 10.000. El presidente Guillermo Lasso ya había ofrecido la condonación para deudas de hasta $ 3.000, esto considerando la salud de esa entidad financiera. El Gobierno propone más bien el proceso de reestructuración.

Ayer por la tarde, Iván Andrade, presidente de la Corporación Financiera Nacional, quien en representación del ministro de Finanzas presidió la mesa encargada de tratar el tema de moratoria de deudas en la banca pública y privada, resaltó la buena voluntad de los participantes. Reconoció que existirán divergencias, pero dijo que lo importante es conseguir las alternativas para lo que se piensa imposible y que se avance con pie firme a lo que puede ser posible. En la primera reunión del miércoles pasado, hubo intercambio de información. De acuerdo con Andrade, se ha compartido número y balances de la banca pública.

A la mesa de hoy acudieron representantes del Ministerio de Economía, de BanEcuador, Corporación Financiera Nacional, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria, de la Junta de Política y Regulación Financiera, y los representantes del sector indígena. Ayer se conoció que una de las asesoras del movimiento indígena en temas financieros era Wilma Salgado, exgerenta de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) en el gobierno de Lucio Gutiérrez y experta en el tema. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí