La Universidad Central del Ecuador (UCE) se ubica en el norte de Quito. Vista de ingreso al denominado Teatro Universitario. Tomada de la cuenta oficial de Twitter de la UCE

Pruebas de admisión, preuniversitarios, propedéuticos han sido algunas de las modalidades aplicadas para ingresar a las universidades públicas en Ecuador.

En 1978, Raquel Serrano dio pruebas para ingresar a la carrera de medicina en la Universidad Central del Ecuador. Los que no pasaban, recordó, tenían un curso de actualización.

Lucía Zurita entró a esa institución de educación superior en 1993 a estudiar la carrera de Biología. Con una prima fue en horas de la madrugada a hacer fila, se inscribió, pero no a primer año sino a un preuniversitario. Pasada esa etapa empezó formalmente con sus estudios universitarios.

Antes del año 2000, quienes, por ejemplo, deseaban ingresar a la carrera de Comunicación Social debían pasar un proceso de inducción de alrededor de un mes, luego de lo cual se les tomaba una prueba que fue calificada. Quienes aprobaron fueron a primer año, quienes no ingresaron, a un propedéutico.

En los últimos diez años, según la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), hubo un examen estandarizado que ha sido impuesto de manera improvisada.

Esa organización consideró que la decisión del Gobierno de eliminar el denominado test Transformar, aplicado por la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), es un ejemplo más de que continúa la improvisación del Gobierno.

Mauricio Chiluisa, presidente de la FEUE, argumentó que con la eliminación del test se les da la razón en el sentido de que ha sido atentatorio contra los derechos de los estudiantes y no ha garantizado el acceso a universidades.

Chiluisa estimó que la aplicación de la prueba dejó por fuera de la educación superior a más de un millón y medio de jóvenes.

“Se elimina el examen Transformar, pero no se elimina el requisito que establece la Ley orgánica de Educación Superior de que, para acceder, se debe tomar un examen (…) los jóvenes continuarán quedándose fuera de las universidades, limitarán el acceso”, dijo Chiluisa.

Esa delegación, agregó, va a las universidades públicas, pero sin mayor presupuesto, no tendrán recursos para ampliar su oferta académica ni la infraestructura física ni contratar a más docentes.

La FESE plantea que haya más universidades y extensiones universitarias porque, añadió Chiluisa, no se abastece la demanda.

‘Hay un porcentaje de estudiantes que a pesar de haber elegido y haber postulado a una carrera, lamentablemente no la aceptan’, según María Cristina Aguirre, subsecretaria de Acceso a Educación Superior

En las paredes de las instalaciones de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), en la Universidad de Guayaquil, se colocaron carteles que ofrecían cursos.

Augusto Barrera, quien fue secretario de Educación Superior entre 2017 y 2018, explicó que la oferta total de cupos es construida sobre la base de la sumatoria de los cupos que cada universidad propone. Esto tomando en cuenta su estructura académica.

Además, expresó el exfuncionario, hay un sistema de coordinación entre la oferta y la demanda que también se habría suprimido y con ello el problema pasa a la ciudadanía y no se resuelve.

Barrera mencionó que los aspectos de fondo son más inversión, mejoramiento y diversificación de la oferta académica, incrementar cupos, formación técnica y tecnológica y fortalecimiento de la articulación entre el bachillerato, universidad y empleo.

En esos temas, a su criterio, se debe trabajar, pues si no se lo hace la decisión del Gobierno traslada la problemática a cada familia, a cada joven y a las universidades públicas.

“Vamos a tener, ojalá me equivoque, otra vez colas gigantescas, un mercado de cupos, probablemente otra vez vayamos a tener en alguna universidad paralelos de 250 o 300 estudiantes”, opinó.

Se elimina examen Transformar de la Senescyt desde el 2023, proceso de admisión será responsabilidad de cada universidad

Este Diario quiso conocer la posición de autoridades de la Escuela Politécnica Nacional y de la Universidad Central. De la primera se conoció que analizaban la decisión gubernamental para luego hacer un pronunciamiento. De la segunda institución no hubo alguna opinión este viernes, pero su rector Fernando Sempértegui indicó que el día lunes hablará del tema.

Quien sí expresó su criterio fue la rectora de la Universidad de Cuenca, María Augusta Hermida, quien en una rueda de prensa pidió que no haya confusión, pues adujo que por eliminar el examen de ingreso no se están aumentado los cupos en las universidades. (I)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí