Unión. Toda la población se unió para orar por el regreso de los artesanos, quienes llegaron asustados, pero felices de regresar con vida.JOFFRE LINO

“¡Están vivos!”, fue la frase que afianzó la esperanza de? ? los pobladores de Cadeate, quienes la mañana del sábado se apostaron al filo del mar, para orar por seis pescadores que no habían regresado de sus faenas, por un asalto que les dejó más de 12.000 dólares en pérdidas.

Los comuneros de la citada población, ubicada al norte de Santa Elena, habían permanecido despiertos durante toda la noche del viernes, a la espera de noticias de sus allegados.

Hasta las 09:00 del sábado? ? no sabían qué les había pasado a Alberto Muñoz Suárez, Juan Suárez Figueroa; a los primos Raúl y Wellington Suárez y a los hermano Francisco y Fredy Roca, quienes partieron del sitio a 25 millas de Cadeate, para pescar la especie conocida como ‘cabezudo’. Debieron retornar al puerto a las 18:00 del viernes, pero no lo hicieron. El hecho despertó la conmoción ciudadana porque nunca había ocurrido aquello.

Cinco embarcaciones salieron nuevamente a buscarlos y tras su hallazgo confirmaron que estaban vivos, pero habían sido víctimas de asalto. Estaban frente a la comuna La Entrada a unas 15 millas, indicó el comunero Juan Reyes.

“Se nos llevaron el motor de la fibra (lancha), nuestros teléfonos celulares y toda la pesca. Los piratas nos golpearon y dispararon para amedrentarnos”, contó Muñoz. Añadió que al ver que la corriente y el viento los llevaban sin rumbo se anclaron y oraron toda la noche para que pronto los rescaten. Ante el hecho pidieron a la Capitanía del Puerto de Salinas más resguardo por la zona norte, donde se han incrementado los asaltos en el mar.

Alberto Muñoz se reencontró con sus familiares.JOFFRE LINO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí