El ministro de Producción y Comercio Exterior de Ecuador, Julio José Prado.(Cortesía)/Por Ángela Meléndez

La intención del Gobierno ecuatoriano es cerrar hasta 2025 al menos 10 acuerdos comerciales. Con eso en mente, el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca avanza al momento en las negociaciones con cuatro países: México, China, Corea del Sur y Costa Rica.

Con todos ellos el objetivo es cerrar un tratado hasta finales de año o durante el primer trimestre de 2023, a más tardar. Así lo explicó el ministro Julio José Prado en esta entrevista con Bloomberg Línea.

Sin embargo, con México aún no termina de definirse el camino, pues a pesar de que el 99% está resuelto, el ingreso del camarón y el banano ecuatoriano a ese país aún genera resistencias, lo que para Prado es “una línea roja”, pues asegura que Ecuador no podría cerrar un acuerdo comercial sin que se garantice el ingreso de sus dos productos estrella,
aunque sea bajo un esquema de cuotas.

Asimismo, el ministro explica cómo camina la relación comercial con Estados Unidos y otros destinos.

MÉXICO Y EL 1% PENDIENTE

Ministro, en un reciente encuentro con empresarios españoles usted habló de los cuatro acuerdos comerciales que el Ecuador está negociando… ¿cuál registra más avances?

Tenemos un 99% de avance con México. En ese 1%, los que nos falta es ponernos de acuerdo en dos productos: el banano y el camarón. En esos dos hemos dejado una propuesta, no solo al equipo negociador, sino al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al canciller Marcelo Ebrard, y a mi contraparte, a la ministra de Economía, porque es un tema sensible.

La propuesta incluye el ingreso en cuotas del camarón y el banano, y unas cuotas
pequeñas que no afectarían al camarón mexicano y al banano mexicano, pero que sí nos
darían a nosotros la oportunidad de tener una cuota de ingreso en ese mercado que es
importante”.
Ministro de Producción y Comercio Exterior de Ecuador, Julio José Prado.

¿Ecuador ha cambiado sus expectativas en torno al ingreso del camarón y el banano?

En primera instancia, nunca se negoció el tema de banano y camarón. Entonces, la expectativa no se ha reducido sino que es la primera propuesta que hemos hecho porque al inicio, durante todo el proceso de estos últimos 15 meses de negociación, estos dos productos siempre estuvieron fuera de la mesa de discusión y hemos ido acercando posiciones.

De las 22 mesas de negociación, tenemos 20 que están que están cerradas y estamos ya avanzando con la adecuación de los textos legales. Sé que en México están teniendo reuniones con el sector camaronero, por ejemplo, y eso nos da una sensación de que está rodando la pelota.

¿Ministro, hay posibilidad de que se caiga el acuerdo con México?

Como en todo acuerdo comercial, en cualquier negociación, nada estaba cerrado hasta que todo está cerrado. Evidentemente, si es que a pesar de que ya tenemos 99% cerrado, ese 1% no es adecuado ni para México ni para Ecuador, pues evidentemente tendremos que dejarlo, no se cae la negociación, pero sí habrá que dejarla el tiempo que se requiera para que pueda avanzar.

Pero la verdad es que seguimos avanzando. El presidente Lasso, conjuntamente con nuestro canciller, se encontró con el canciller Ebrard en el traspaso de mando en Colombia y conversaron nuevamente sobre este tema. La pelota está rodando…

¿Cuánto se ha dilatado lo de México?

Nos habíamos puesto una fecha tentativa para junio, incluso en algún momento pensábamos que para el primer trimestre de este año podía haberse cerrado, pero las conversaciones en acuerdos comerciales pueden tomar un poco más de lo que
normalmente se estima. Pero las mesas ya están cerradas, incluso los equipos técnicos se han destinado ya a otros acuerdos comerciales.

COREA DEL SUR, COSTA RICA Y CHINA
¿Los otros tres acuerdos cómo avanzan?

Con Corea del Sur hace seis años se hicieron seis rondas de negociación, lastimosamente el avance de esas seis rondas fue cercano al 5%, es decir, casi nada. Tomaron muchísimo tiempo esas seis rondas y no hubo prácticamente ningún avance. Eso demuestra, primero, que cuando hay voluntad y una visión clara hacia el comercio exterior se avanza muy rápido.

Hemos logrado en la séptima ronda (primera de este Gobierno) un 50% de avance en las mesas de negociación. Incluso hemos puesto sobre la mesa una primera oferta de acceso a mercado, que es siempre el rubro más fuerte, y hay un avance muy importante porque hemos activado el cuarto adjunto de negociación privada que está funcionando muy bien.

Habrá una siguiente ronda, que lo más probable es que sea aquí en Ecuador entre la última semana de septiembre y la primera de octubre; después habrá una ronda más, posiblemente virtual, y con eso seguiremos avanzando hacia el fin del año.

¿Es decir, la idea es cerrar hasta fin de año?

Diría que entre los últimos meses de este año y máximo el primer trimestre del próximo, pero si logramos un buen avance en las próximas dos rondas de negociación, vamos a estar muy bien encaminados.

¿Hay irritantes identificados aquí o piensa que va a fluir de mejor manera esta negociación?

Con Corea del Sur está fluyendo muy bien, no tenemos grandes productos donde haya algún irritante, de lado y lado son canastas complementarias. Del lado de Ecuador, los sectores más sensibles son el área industrial, sobre todo hay sensibilidad en vehículos, metalmecánica y en un par de productos tecnológicos. En la parte exportable, prácticamente todos nuestros productos van a poder ingresar de inmediato con arancel cero o con una desgravación muy rápida.

¿Cómo avanza el tema con Costa Rica?

Con Costa Rica es un caso interesante porque lo teníamos dentro de los 10 acuerdos comerciales que íbamos a buscar, pero se abrió una posibilidad con el cambio de gobierno y el acercamiento que tuvieron directamente el presidente Rodrigo Chaves y el presidente Guillermo Lasso en la Cumbre de las Américas, en Los Ángeles. Allí pidieron a los equipos que nos reunamos inmediatamente para iniciar el camino hacia un acuerdo comercial y hace dos semanas ya hubo la primera ronda de negociación oficial.

Es un acuerdo de amplio espectro. El acuerdo comercial con México es de 22 mesas, muy amplio, el más grande que hemos hecho en el Ecuador, y el de Costa Rica va a ser muy similar, vamos a trabajar mesas de todo tipo. Ya hemos avanzado muy bien y hay una voluntad de los dos países de avanzar rápidamente. Tenemos la expectativa de cerrarlo hasta el final del año o hasta el primer trimestre del próximo.

El acuerdo comercial con México es de 22 mesas, muy amplio, el más grande que hemos
hecho en el Ecuador, y el de Costa Rica va a ser muy similar, vamos a trabajar mesas de
todo tipo”.
Ministro de Producción y Comercio Exterior de Ecuador, Julio José Prado.

Y el acuerdo con China, que se planteó cerrar hasta fin de año, ¿Cómo camina?

Con China se ha movido muy bien, tanto en lo político como en lo comercial. Ya hemos tenido la primera ronda de negociación que fue virtual por temas de Covid y ya nos pusimos de acuerdo sobre las mesas que se van a abrir. A diferencia de los otros acuerdos, este no es de amplio alcance, es más acotado; hay temas de acceso a mercado, de defensa comercial, compras públicas… son cinco mesas y eso nos permite avanzar con un poquito más de velocidad, que es nuestra expectativa.

Todavía tenemos pendiente el intercambio oficial de listas de desgravación y eso se hará en la siguiente ronda de negociación en septiembre y después habrá una ronda en octubre, está ya presencial, pero no en China o Ecuador, seguramente en algún país intermedio que estamos por definir.

La expectativa es poder firmar el cierre de las mesas de negociación en la cumbre China-LAC, que se va a realizar en Guayaquil. Estamos por definir la fecha exacta, pero sería la segunda semana de diciembre o las primeras semanas de enero.

Siempre China, al ser el gigante comercial que es, genera recelo y resistencias en economías pequeñas como la nuestra. ¿Qué se está haciendo para proteger al Ecuador?

Es evidente que hay niveles de sensibilidad que no se tienen con otros países. Las sensibilidades están muy identificadas, son clarísimas y están en sectores industriales y manufactureros como vehículos, metalmecánica, textil, calzado… allí vamos a tener cuidado con las sensibilidades y lo estamos haciendo de dos formas: primero, pidiendo periodos desgravación amplios, más amplios incluso que en otros acuerdos comerciales como el de la Unión Europea para productos sensibles o partidas específicas; y en los casos de partidas ultra sensibles estamos pidiendo una exclusión.

“En el caso de China, ventajosamente, a diferencia de otros acuerdos comerciales, sí
hemos prenegociado y hay la posibilidad de hacer una exclusión de los sectores que he
mencionado”.
Ministro de Producción y Comercio Exterior de Ecuador, Julio José Prado.

¿El sector empresarial cómo percibe el acuerdo con China?

Algo que hemos cambiado totalmente en estos 15 primeros meses de gestión ha sido la forma en la que hacemos las negociaciones. Ahora son absolutamente transparentes, participativas, los empresarios están involucrados siempre en el cuarto de negociación adjunta. Este cuarto está permanentemente intercambiando textos, revisando e incluso reuniéndose con su contraparte para poder avanzar y eso nos permite saber cuáles son las posiciones de los diferentes sectores.

Claro que hay preocupaciones porque estamos caminando hacia un nivel de apertura comercial, de generación de competencias, de oportunidades que en el Ecuador no se ha visto, pero creemos que eso es también bueno para la industria porque, por ejemplo, una gran cantidad de las partes materia prima, insumos y bienes de capital vienen con aranceles de China o Corea del Sur, y una vez que tengamos un acuerdo comercial van a venir sin aranceles. Entonces, va a haber un abaratamiento de los costos.

 Pero a pesar de que existe la percepción de que queremos acelerar un acuerdo con China, entiendo que no será a cualquier costo. Es decir, si en un punto se identifica temas sensibles o inconvenientes, imagino que se tomará el tiempo necesario…

 

Absolutamente, el caso de México es un ejemplo de lo que queremos hacer. Estamos haciendo un gran proceso de negociación, tenemos jefes de negociación por cada acuerdo comercial y esos jefes tienen la orden de ir avanzando adecuadamente, pero si es que vemos que hay algo que tiene sensibilidad, regresa hacia mí la decisión y podemos frenar la modalidad de negociación. Eso es lo que ha pasado con México, porque para nosotros una línea roja es que no podemos cerrar un acuerdo comercial sin tener a nuestros dos principales productos de exportación.

LA LÍNEA COMERCIAL CON EE.UU.

¿Ministro, qué pasa con Estados Unidos? El presidente Lasso en una entrevista con Bloomberg Línea indicó que conversó con el presidente Biden para acelerar el tema comercial…

El error aquí lo comete Ecuador hace 15 años cuando se retiró de las mesas de negociación del TLC que lograron cerrar Colombia y Perú; perdimos el tren hace 15 años. Hoy por hoy, tener acuerdos comerciales requiere un trabajo muy fuerte, y no tanto en lo comercial como en lo político, pues ahora tiene que pasar cualquier aprobación del inicio de un acuerdo comercial por el Congreso, y las fuerzas políticas en Estados Unidos no están en su mejor momento para iniciar acuerdos comerciales con ningún país.

Nosotros hemos avanzado con algo muy importante. Hace tres semanas estuve personalmente en Washington firmando la adhesión del Ecuador a la Alianza para el Desarrollo y el Progreso, que tiene una parte política y una económica. Panamá, Costa Rica, República Dominicana y Ecuador forman parte de este acuerdo vinculado a Estados Unidos que cobija a estos cuatro países para proteger temas de democracia y, sobre todo, temas relacionados con la mejora de la cadena de abastecimiento.

 

Es un acuerdo liderado por los sectores privados de estos cuatro países más los de Estados Unidos. Entonces, nos acercamos de cualquier forma posible y esperamos que en una próxima visita del presidente Lasso, que será de aquí hasta final del año a más tardar, tengamos también mejores noticias.

Por ahora está el acuerdo de primera fase que ya cumplió un año…

Absolutamente, y le puedo anticipar que estamos conversando sobre un acuerdo de segunda fase, es decir, tenemos abiertos varios caminos. De nuestro lado estamos haciendo todo lo posible por acercarnos a Estados Unidos, por mantener una puerta abierta del acuerdo comercial, pero evidentemente la dinámica de nuestro comercio y de nuestras empresas exigen que tengamos la mirada en Estados Unidos mientras seguimos buscando otros acuerdos comerciales.

LA PROTECCIÓN A LA INVERSIÓN

Sobre los tratados bilaterales de inversión (TBI), que usted anunció que con España se estaría ya llegando a un nuevo acuerdo, ¿cuál es la importancia de volver a tener los instrumentos de protección?

Es esencial. Lastimosamente, cuando se denunciaron los TBI al final del año 2016 salimos inmediatamente de todo el circuito internacional de atracción de inversiones. Se hicieron todas las cosas mal en términos de atraer inversiones a nuestro país y por eso el Ecuador tiene el nivel promedio de inversión extranjera directa de los más bajos de América Latina.

Lo que hemos hecho, primero, es regresar al CIADI, eso ya abrió un nuevo espacio para atraer inversiones, para ratificar el compromiso del Ecuador al más alto nivel con la inversión extranjera directa y, lo segundo, es retomar con firmeza la negociación de tratados bilaterales de inversión.

¿Con qué otros países se están avanzando en el tema de los TBI en este momento?

El segundo con el cual hemos explorado es con Uruguay y hay algunas otras posibilidades con algunos países, incluso del Asia. No puedo revelar cuáles son porque son conversaciones muy preliminares.

MÁS ACUERDOS Y COLOMBIA

La idea es terminar este gobierno en 2025 con 10 acuerdos comerciales nuevos, ¿ve esto posible?

México, Corea del Sur, China y Costa Rica están muy avanzados, prácticamente finalizados de aquí hasta final de año o en el primer trimestre del próximo. Alianza del Pacífico sería el quinto, que requiere previamente cerrar el acuerdo con México, ahí estarían cinco. Después, en América Latina el próximo año iniciaremos con Panamá y República Dominicana, y se ha abierto una posibilidad de iniciar el acuerdo comercial el próximo año con Canadá.

También tenemos una posibilidad de un acuerdo comercial con el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, que es un acuerdo multipartes con varios países de del Asia, y hay una posibilidad también de un acuerdo comercial con Turquía e Israel.

¿La llegada del presidente Gustavo Petro al poder tendrá alguna incidencia en las relaciones comerciales con Colombia? ¿Hay conversaciones con el nuevo equipo de comercio exterior de ese gobierno?

No, no hemos tenido todavía conversaciones con mi contraparte, pero hasta el cambio de gobierno tuvimos conversaciones – hasta el último momento- y hemos logrado acuerdos muy importantes para destrabar productos que estaban complicados, como el acceso de arroz ecuatoriano al mercado de Colombia, pues se logró una cuota muy importante. En general, no tenemos irritantes, tenemos una relación muy abierta.

Lo que sí es que hay un interés muy importante de inversionistas y empresarios colombianos que quieren venir al Ecuador, ya lo hemos sentido durante el último año con inversionistas de Chile y Perú, y dentro de poco estaremos también haciendo nuestras rondas de aproximación Ecuador oper for business en Colombia.

¿Ecuador está preparado para recibir toda esta inversión? ¿Ya hay la seguridad jurídica que se ofrece?

Nosotros tratamos de pasar una ley muy importante en temas de inversiones, lastimosamente fue archivada por la Asamblea, pero creemos que se está abriendo una nueva posibilidad de diálogo con el Legislativo, con lo que puede que una de las primeras leyes que salga de esta nueva era de diálogo sea una ley relacionada con el tema de inversiones.

 

Tenemos también otros mecanismos como la Ley de Protección de Inversiones. Hay una
buena expectativa, Ecuador sigue manteniendo una posición muy importante que no la
había tenido en términos de clima económico de negocios”.
Ministro de Producción y Comercio Exterior de Ecuador, Julio José Prado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí