Situación. La carne de pollo se exhibe al aire libre en diferentes mercados.

Los productos derivados del pollo son los más buscados para el consumo masivo en los hogares de la ciudad y la provincia.

Desde menudencias, hasta filetes de pollo y demás presentaciones son de las carnes más apetecidas en los mercados de Ambato.

Sin embargo, a través de una investigación desplegada por la Universidad Técnica de Ambato (UTA) a través de la Facultad de Ingeniería en Alimentos y Biotecnología arrojó que más del 60% de muestras de este producto evidenció la presencia de Salmonella.

Hallazgos

En la primera fase de la investigación, los estudiantes universitarios recorrieron varios sitios de expendio de pollos, entre ellos los mercados de Ambato.

Allí tomaron varias muestras e información para someterlas a un proceso de análisis en laboratorio.

Helena de la Torre, tutora de la investigación, manifestó que luego del proceso de recolección y análisis, se encontró a este patógeno, la Salmonella, sobre todo en las carcasas de pollo o esqueletos, así como también en las menudencias.

De tal manera de los 10 mercados muestreados, al menos siete presentaban presencia de Salmonella.

La investigadora explicó que en realidad no se puede culpar a los mercados, pues aún no se conoce en qué parte de la cadena de comercialización se contamina más el producto.

“Hay que tener en cuenta que, en el proceso de producción y comercialización, desde la granja o criaderos de pollos hasta el consumidor final, existen más etapas por ejemplo las peladoras, el desposte, el transporte e incluso la venta y en uno de estos puede darse la contaminación”, dijo.

De la Torre aseguró que lo que sí se evidencia son prácticas incorrectas de manipulación y conservación de alimentos.

Preocupación

William Calero, docente investigador, aseguró que en Ecuador existe una alta prevalencia de enfermedades transmitidas por los alimentos, y uno de los alimentos más críticos es la carne de pollo, ya que en este animal se encuentra una gran cantidad de microorganismos potencialmente patógenos.

“A nivel global, el género Salmonella evoluciona a un ritmo acelerado, especialmente en sus mecanismos de resistencia a los antibióticos, y es necesario realizar una vigilancia epidemiológica frecuente”, explicó.

La preocupación la comparte el médico Carlos Villa, quien aseguró que este microorganismo es el responsable de causar enfermedades como fiebre tifoidea o gastroenteritis de salmonelosis no tifoidea, con diferentes grados de complejidad.

“Muchas veces son cuadros que se complican mucho generando riesgos serios en niños menores de 5 años y adultos mayores”, comentó.

También están en un mayor riesgo las personas cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado debido a ciertas afecciones como diabetes, enfermedad del hígado, enfermedad de los riñones y cáncer o a sus tratamientos.

Control

Espartaco Altuna, director distrital de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agropacildad), explicó que los controles son permanentes, no solo en los puntos de venta al consumidor final sino también en toda la cadena de comercialización, centros de faenamiento y medios de transporte.

De este control se han derivado varios decomisos de producto, así como también alrededor de 10 procesos administrativos, pues se evidencia la presencia de bacterias como Salmonella o también Escherichia coli.

El funcionario coincidió que son varios los factores que pueden contaminar al producto primario, en este caso la carne de pollo.

Altuna aseguró que los controles y el seguimiento continúan por lo que se evidencia un mejor manejo del proceso. “Vamos a seguir con las acciones de control, certificaciones y más sobre todo en la clausura de lugares clandestinos de faenamiento”, dijo. (FCT)

Pasos para prevenir las infecciones por Salmonella

  • Limpiar

Lávese las manos con agua corriente limpia y jabón durante 20 segundos antes y después de manipular alimentos, especialmente después de tocar huevos, carnes, carne pollo o pavo, pescados y mariscos crudos o poco cocidos, o sus jugos.

Lave los utensilios, tablas de cortar, platos y mesones con agua jabonosa caliente, especialmente después de que hayan tenido contacto con los mismos productos.

  • Separar

Separe las carnes rojas, de ave, pescados, mariscos y huevos crudos de los demás alimentos cuando los coloque en la funda de compras y cuando los guarde en el refrigerador.

Mantenga los huevos en la caja original y guárdelos en la parte principal del refrigerador, no en la puerta.

Mantenga las carnes rojas, de ave, pescados y mariscos crudos separados de los alimentos listos para comer, como las ensaladas y las carnes frías.

Use tablas de cortar y platos para las frutas y verduras diferentes a los que use para las carnes de todo tipo que estén crudas.

  • Refrigerar

Mantenga la temperatura del refrigerador a 4 grados centígrados o menos.

Nunca deje alimentos perecederos sin refrigeración por más de dos horas.

Temperaturas de cocción para prevenir la Salmonella

  • 63 grados centígrados para las carnes de res, cerdo, jamón, ternera y cordero (deje que la carne repose tres minutos antes de cortarla o comerla).
  • 63 grados centígrados para el pescado con aletas o cocínelos hasta que la carne se torne opaca.
  • 71 grados centígrados para la carne molida de res, cerdo, ternera o cordero.
  • 71 grados centígrados para los platos con huevo.
  • 74 grados centígrados para la carne de ave (pollo, pavo o pato), incluida la carne molida de pollo y de pavo.
  • 74 grados centígrados para los estofados.
  • Cocine los alimentos en el microondas a 74 grados centígrados o más.
  • Cocine los huevos debidamente. No coma huevos crudos ni huevos que tengan las claras o yemas de consistencia líquida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí