Los comerciantes afirmaron que venden el racimo de plátanos dependiendo el porte.

En mercados locales dichos productos están escasos, así lo afirman quienes se dedican a la venta de encebollados.

El precio del racimo de plátano y del saco de yuca en los mercados Quevedo, provincia de Los Ríos, están ‘por los cielos’, así lo afirmaron varios comerciantes.

En las tiendas, por ejemplo, un plátano se lo encuentra en 0,10 centavos de dólar, mientras que un racimo entre los $3.50, $4.00 y hasta en $5.00.

De igual forma un saco de yuca ahora cuesta 28 dólares, mientras que semanas atrás estaba su precio en menos de $10. Dichos precios estarían perjudicando a emprendedores que se dedican a la venta de encebollados, entre otros platos.

Manuel Jiménez, agricultor de la zona, propietario de una finca situada en le recinto Guayacanes, del cantón Buena Femanifestó que quien determina la elevación de precios en los productos del campo es la intermediación, porque el usuario le paga al agricultor desde $2.00 hasta $2.50 el racimo grande del plátano, mientras que en el mercado dichos negociantes los estarían entregando desde los cinco, siete y hasta ocho dólares un racimo, llevándose una ganancia de más del 50%.

“El precio de la yuca tiene sus altas y sus bajas, hay momentos que el saco ha llegado a costar hasta 40 dólares, pero el problema es la sobreproducción de este producto. Cuando es la cosecha todos siembran a la vez, y su precio baja, pero cuando no hay, su precio sube, porque son pocos los agricultores que aprovecharon esta escasez vender el producto. Los agricultores tenemos que mejorar este sistema de siembra en el campo”, dijo Jiménez.

Malestar

Por lado lado, una comerciante que se dedica a la venta de encebollados en la ciudad y omitió su nombre, señaló que estos precios afectan al bolsillo de quienes menos tienen, porque hay que comprar más caro el producto, y al cliente hay que venderle al mismo precio el plato de encebollado.

“Normalmente una yuca cuesta desde 0.80 a 1.00 dólar, que es un precio razonable, pero ahora se la encuentra hasta $1.25 buscando proveedores, mientras que el precio del plátano también es otro problema, ya que es el que más se usa para preparar la comida, nos suben desde 0.25 hasta 0.50 dólares más, al momento de comprarlo en las  chiflerias, pero nadie controla el precio de estos productos que son de primera necesidad”, dijo la vendedora. (SCC)

Control

Precio

Olga Baque, Asistente de la Comisaría de la ciudad, manifestó que si se realiza el control de precios de los productos en los mercados y en los sitios donde se distribuyen estos productos, para que los comerciantes no especulen su precio por excusa de la temporada baja y alta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí