Foto web/Por Marlene Bernal

Ante la crisis por la que está atravesando el sector cacaotero, Iván Ontaneda presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao, Anecacao, indicó a este medio que lo único que necesitan es apoyo del gobierno para tener una política pública.

“Nos hemos reunido con los ministerios de agricultura y producción, trazamos una hoja ruta clara para toda la cadena productiva, no solo del cacao y lo que estamos pidiendo es ser más competitivos a nivel de campo, producción y comercialización, pero el gobierno no toma medidas, el sector exportador no ha recibido una sola herramienta que nos permita navegar en estos momentos difíciles, hemos pedido que se implemente las buenas prácticas comerciales para mejorar la calidad del cacao y con eso lograr que se paguen mejores precios, hemos pedido una campaña de posicionamiento del cacao, no hemos pedido dinero y no tenemos respuesta” recalcó el directivo.

Explicó que en este momento hay un dólar extremadamente caro que deja a los exportadores de Ecuador poco competitivos, argumentando que el sector exportador en este momento está perdiendo debido a que se tiene un euro y una libra barata “estamos los exportadores en una situación apremiante, por eso estamos pidiendo al gobierno que active un mecanismo emergente de drawback para poder sostener las exportaciones, el ingreso de divisas y un millón de empleos que generan las cadenas no petroleras del Ecuador” insistió.
Anotó que el gobierno no se está dando cuenta de la afectación que están teniendo los exportadores locales con la crisis mundial que los implica directamente.

SITUACIÓN ACTUAL DEL SECTOR CACAOTERO

Para Ontaneda ha sido un año complejo y difícil a nivel interno y externo, “arrancando un año con movimiento internacional lento en cuanto a la demanda, el COVID nos pasó la factura. La demanda si bien es cierto se viene reactivando, los primeros meses han sido lentos, los inventarios en EEUU son muy altos, las bodegas están llenas de cacao, en Asia hubo un recrudecimiento a inicios de año, que hizo que los mercados que venían creciendo bajaran sus compras lo que se agudizó con la guerra dejando una gran incertidumbre en el mercado de cacao, por lo tanto, las ventas a inicio de año han sido muy lentas lo que afecto en precios” reveló.
Sin embargo, recalcó que eso no quiere decir que no se ha exportado, argumentando que si se compara el 2021 con el 2022 se va a tener un crecimiento del 5%, “pero no significa que sea un año bueno para el cacao, hemos perdido dinero, muchos mercados, hemos tenido complicaciones para vender sobre todo al arrancar el año”, acoto.

Acentúo que en el segundo semestre se ha reactivado la demanda de cacao, pero que los precios continúan muy volátiles, lo que ha ocasionado que el productor no tenga una certeza en los precios internacionales, ocasionando incertidumbre en los mercados internos. “Estamos en cosecha y nos afectó la niña por el clima frío lo que nos hizo perder no menos del 40 % de la producción, especialmente en el sur del país, lo que ha afectado a miles de productores” indicó.

Según Ontaneda en el mes de septiembre el cacao no ha salido normalmente, en agosto se tuvo el mes más bajo de los últimos años en producción y exportación. Recién, destacó, hace unas pocas semanas empezó a calentar un poco el clima y eso ayuda a que la mazorca se desarrolle, pero hay mucho cacao en el campo pasmado y con enfermedades, argumentó.

Finalmente, comento que el precio del cacao en la bolsa está a 2300 dólares «estamos pagando al productor alrededor de 90 a 95 dólares el quintal y son precios que con mucho esfuerzo se intentan sostener», arguyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí