Foto tomada de la web

El pasado 29 de diciembre se venció el plazo para que los exportadores y productores de musáceas realicen la suscripción de contratos dentro del Ministerio de Agricultura y Ganadería, sin embargo, es importante conocer por qué no los todos los productores realizaron la suscripción solicitada para permitir la exportación de sus productos.

Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano del Ecuador (Acorbanec), explicó a este medio el por qué de la resistencia de algunos productores a esta inscripción, resaltando que dentro de la ley de banano se estipula que debe existir un contrato entre productores y exportadores para poder comercializar la fruta, pero el problema radica en que en los primeros 5 meses del año pasado existió una crisis de precios bajos, sin embargo, luego de esos meses las cajas de banano subieron su valor, superando incluso al precio mínimo de sustentación establecido, terminando el 2022 con un promedio de USD 6, 55 por encima de los USD 6, 25 que es el precio oficial.

“Esto es originado específicamente por una reducción de la producción por factores climáticos, que se va a mantener los 3 primeros meses del año 2023, por ello de acuerdo a las estimaciones, el precio spot va a estar por encima del precio mínimo de sustentación. Ese ha sido el principal argumento de los productores para no firmar un contrato” sostuvo Salazar.

De acuerdo a los cálculos realizados por Acorbanec, se estima que a la fecha existe un 32% de nuevos contratos firmados, sin embargo, el directivo considera que no se superará el 40% de contratos. Por ello buscan exhortar a las autoridades para que se pueda emplear alguna alternativa, para evitar que la diferencia de la fruta se quede, ya que en el caso de que esto suceda se va a generar otra crisis del precio como la del año pasado, así lo señaló Salazar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí