El docente investigador Luis Alberto Duicela (d) y Jorge Salcedo Benítez, presidente de Solubles Instantáneos, conversan con estudiantes universitarios de Reducafé, en plantaciones de café. Foto: Tomado de https://reducafe.com/

Con una producción cafetalera anual de 2 millones de sacos, de 60 kilos, Ecuador se aproximaba al 2 % de la producción mundial de café. Pero eso fue hace más de 40 años, a inicios de la década de los ochenta.

Actualmente la situación es totalmente contraria, con un país marginado del concierto mundial en términos de producción, ni gremios ni autoridades pueden confirmar con cifras exactas cuánto se produce, pueden ser 150.000 sacos o 200.000 sacos, aunque decidieron estimar que la producción es de 300.000 sacos, a veces menos.

Con este panorama, la academia, la empresa privada y el sector público buscan reorganizar la caficultura ecuatoriana y regresar al país a los primeros sitiales de producción mundial. ¿Cómo? A través de un Plan Nacional de Investigación Cafetalera y doce proyectos que buscan incrementar la producción en los próximos años, estimó Jorge Salcedo Benítez, presidente de Solubles Instantáneos, que produce marcas como Don Café y Café Oro.

“Creo que va a dar buenos resultados, la idea es ir recuperando esa producción de café en el país, esperamos que en unos años más tener una producción que se pueda decir aceptable”, sostuvo Salcedo, quien no obstante advirtió que el 2023 no empezó con las mejores expectativas por el factor climático.

“Parece que el invierno está un poco demorado y eso no nos va a ayudar mucho en la agricultura en general. De todas maneras no se pierde la esperanza que se pueda mantener la producción que hay al momento, que no es muy grande, pero de alguna manera de algo ayuda”, sostuvo el presidente de Solubles Instantáneos.

La empresa es parte de la Red Universitaria de Investigación y Desarrollo Cafetalero (Reducafé), que integra junto a 17 universidades y el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), y que el jueves pasado, después de cuatro años de creación, presentó su página web www.reducafé.com, donde se comparten las investigaciones realizadas por la academia y los resultados de los programas que desarrolla la red junto a productores de varias provincias.

Ricardo Luna, presidente de Reducafé y docente investigador de la Universidad Técnica de Cotopaxi, una de las que integran la Red, es optimista y asegura que en cinco o seis años Ecuador puede volver a producir 1,5 millones de sacos, el promedio que tenía en 1990, cuando todavía mantenía sus mercados internacionales.

“Los agricultores están buscando nuevas alternativas de producción y creo que vamos a tardar entre cinco o seis años para completar toda esa cadena: productores, exportadores, comercializador, que sea una producción amigable con el ambiente. La meta suena un poco ambiciosa, pero creo que si las universidades y los productores también le ponemos ganas vamos a salir adelante en cinco o seis años”, afirmó Luna, quien reveló que los doce proyectos que le Red empezará a desarrollar serán financiados con fondos concursables de agrobiodiversidad que lanzó el Iniap, con los que muchas universidades fueron favorecidas.

Representantes de las 17 universidades integrantes de Reducafé después del lanzamiento del repositorio digital de la red, en las instalaciones de la empresa Solubles Instantáneos, también miembro de Reducafé. Foto: Peter Tavra Franco

Adelantó que trabajarán con asociaciones campesinas, uno de los componentes básicos y fundamentales para acceder a estos fondos.

“Vamos a comenzar, este es un proceso en investigación, la idea es recuperar ese 1,5 millones de sacos y estar a la par de Brasil y Vietnam; y superar a nuestros vecinos de Centroamérica”, aseguró el titular de Reducafé.

Actualmente la producción de Ecuador es de 0,49 toneladas por hectárea en la variedad robusta, y 0,23 en la variedad arábica. Mientras que Vietnam bordea las 2,5 toneladas por hectárea, Brasil 1,5 toneladas y Centroamérica las 0,75, indicó el docente investigador Luis Alberto Duicela, quien expuso la realidad actual del sector cafetalero mundial, que según las últimas cifras disponibles (2020) ronda una producción anual de 170 millones de sacos.

Duicela también cree que la recuperación del sector cafetalero ecuatoriano es posible, aunque no deja de resaltar que en promedio, desde 1991 hasta la fecha, tuvo una drástica caída de 31.500 sacos por año.

“En productividad estamos completamente abajo. Sin embargo, en Ecuador hay resultados espectaculares (como los obtenidos por ciertos productores como de 100 quintales por ha), lo que nos da a entender que hay un alto potencial productivo que no está siendo generalizado”, analizó el catedrático.

“Creemos que lo fundamental es que el Gobierno comprenda que el sector cafetalero es una prioridad, mientras seguiremos siendo marginados como sector”, lamentó Duicela. Pero se mostró positivo por los resultados que la Reducafé proyecta alcanzar. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí