Plantaciones de banano fueron parte del recorrido de una misión de Hungría de la que se espera promoción de los productos ecuatorianos. Foto: Cortesía Corpei

Cuando en las mañanas el cónsul honorario de Ecuador en Hungría, Iván Nyiri, toma su café piensa en nuestro país. Toma café brasileño, colombiano. “Me da mucha pena que no puedo comprar café ecuatoriano en Hungría. A pesar de que su café es tan bueno como los otros países de América Latina”, y es que no lo encuentra.

En Hungría “somos los primeros o segundos por tomar café, pero llega de otros países“. Ahora que estuvo en Ecuador tuvo una cata de café ecuatoriano junto a cuatro periodistas que llegaron con él para recorrer haciendas y plantas de banano, cacao, camarón, flores y chocolates y quienes luego mostrarán la producción ecuatoriana en los medios de su país.

“Esta misión puede dar la información al pueblo y a las empresas húngaras que Ecuador exporta café. Hungría importa mucho camarón, pero no de Ecuador, sino de otros países…”, comenta el cónsul.

De ahí la importancia de las visitas que se realizaron entre el 6 y 13 de mayo a sectores productivos y que para el presidente ejecutivo de Corpei, Eduardo Egas, constituyen un posible disparador para un mayor acercamiento con un país al cual Ecuador ha triplicado sus exportaciones en los últimos tres años. En el 2019 las ventas a Hungría fueron de $ 730.000 y en el 2022 alcanzaron $ 2,65 millones. Las flores representaron el 82 %, enlatados de pescado el 14 %, elaborados de banano 2 %.

Esta es una de las actividades que ejecuta la embajada de Ecuador en Hungría, liderada por José Luis Salazar, para fortalecer las relaciones entre ambos países y que los productos de exportación tengan más presencia en ese país de Europa del Este, una zona donde Rusia y Ucrania se mantienen en conflicto, incluso Hungría ayudó con la evacuación de estudiantes ecuatorianos y muchos se han quedado estudiando y trabajando en Budapest .

“Las oportunidades han existido también antes de la guerra y continúan, somos grandes consumidores de banano, de frutas. Somos grandes consumidores de flores, pero lamentablemente la flor llega vía Holanda. Como cónsul honorario del Ecuador en los últimos 25 años muchas veces he rogado cambiar la ruta de la flor, pero todavía sigue vía Holanda. A ver si cambiamos esta situación, en Hungría hay muchas posibilidades”, asegura Nyiri.

La misión también realizó una gira por los principales atractivos turísticos de Guayaquil y Quito, y se reunió con autoridades de los ministerios de Producción, de Turismo y de Relaciones Exteriores. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí