Foto cortesía/ Por Francesca Aguilar

Representantes del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) se reunieron con el objetivo de generar impactos positivos en áreas como la sanidad vegetal y animal para beneficio de los países de América Latina y el Caribe, así como para la seguridad alimentaria mundial.

En el encuentro, Manuel Otero, director general del IICA y Rafael Grossi, director del OIEA repasaron todos los puntos en común para fortalecer esta cooperación, que se vincula principalmente a enfermedades o plagas específicas, así como las innovaciones tecnológicas, apuntando a la agricultura intensiva en conocimiento y el papel de la ciencia y la innovación para el desarrollo agrícola y rural, así lo indicó un boletín emitido por el IICA.

“Acordamos intensificar los contactos entre los grupos técnicos y firmar, posiblemente en julio, un acuerdo basado en acciones concretas y verificables”, indicó Otero.

El comunicado señala que una de las prioridades de estas instituciones es combatir la propagación de la cepa Tropical Raza 4 (TR4) del hongo Fusarium, una amenaza muy seria para el cultivo mundial de banano.

Por ello, el OIEA con el apoyo del IICA capacitó recientemente a científicos de seis países de América Latina en el uso de técnicas nucleares y similares para detectar y contener este hongo.

“La tecnología nuclear contribuye a la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria. Es un placer reunirme con Manuel Otero y coincidir en el fortalecimiento de la colaboración entre el OIEA y el IICA en beneficio de los países de América Latina”, dijo Grossi luego de la reunión.

Otra de las acciones conjuntas entre el OIEA y el IICA es la prevención y el control progresivo de la larva del tábano en el ganado bovino, que provoca una infección parasitaria en el organismo que afecta tanto a animales como a humanos y tiene efectos devastadores en la producción ganadera, debido a mortalidad y menores rendimientos en la producción de leche y carne.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí