Foto tomada de la web de oncedigital/Por Francesca Aguilar

Ante la publicación de la Agencia Oceanográfica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), en la que señalan que las condiciones del evento cálido El Niño están presentes y se espera que se fortalezcan gradualmente en el invierno, el Estudio Regional del Fenómeno de El Niño (ERFEN) aclaró que el Fenómeno del Niño aún no está presente en Ecuador y que este podría darse en el segundo semestre del año.

El teniente de navío Michael Linthon Álvarez, director de Oceanografía y meteorología del INOCAR, explicó en entrevista con EL PRODUCTOR que el comunicado emitido por la NOAA reafirma que las condiciones del Niño se encuentran en desarrollo, “lo que ha hecho la NOAA no es declarar un evento del Niño, sino indicar que ahora hay un 84% de probabilidades de que inicie un fenómeno del Niño para este segundo semestre” añadió.

Recordó que este fenómeno no solo afecta a Ecuador, sino a escala mundial, por lo que muchas instituciones internacionales basan sus investigaciones únicamente en lo que sucede en el Pacífico central, sin embargo, “nuestro índice, el último que se ha creado en Ecuador, cuenta con información del Pacífico Central, es decir a nivel regional, frente a nuestras costas como nivel local y también la estacionalidad del año” dijo el experto.

Linthon anotó que las precipitaciones que se han dado en la provincia de Esmeraldas y en la ciudad de Guayaquil no están directamente relacionadas a un fenómeno del Niño, el teniente las relacionó a la extendida temporada invernal que ha vivido el país, “como recién finalizamos en el mes de enero un periodo muy largo de evento frío de La niña, que duro aproximadamente 2 años 10 meses, provocó que haya un retraso de la estacionalidad.”

Agregó que para este mes se espera una disminución en las precipitaciones, ya que la temporada invernal estaría culminando y se aproxima la época seca, que por lo general se da en julio, agosto, septiembre y octubre, “meses en los que en nuestro país no tiende a llover, porque el océano y la atmosfera no se acoplan entre sí para provocar lluvias, entonces en estos meses por más que tengamos las condiciones del Niño, no van a producirse fuertes lluvias.”

Sin embargo, resaltó que no pueden descartar las precipitaciones por completo, ya que la temperatura del mar aún es alta.

Linthon hizo énfasis en que, los efectos del fenómeno del Niño no solo están relacionados a fuertes lluvias, sino que afectan a varios sectores del país, entre ellos el sector agropecuario, debido a que este maneja una planificación conforme a la estacionalidad del año.

A pesar de ello, el teniente indicó que, de acuerdo a lo que se ha visto en eventos anteriores, el sector agropecuario tiene un aumento en su producción luego de un fenómeno del Niño, ya que la acumulación de agua hace que los suelos se encuentren más fértiles.

El experto finalizó señalando que en el caso de tener un fenómeno del Niño en Ecuador, este se presentaría entre los meses de agosto o septiembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí