Foto tomada de la web del MAATE/ Por Francesca Aguilar

El Área de Protección Hídrica (APH) Atacazo, se estableció en el “Valle de los Nueve Volcanes”, nombre con el que se conoce al cantón Mejía, esto con el objetivo de garantizar la conservación, recuperación y gestión integrada de los recursos hídricos en beneficio de la biodiversidad y la población del sector.

De acuerdo a un comunicado publicado por el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE), el área protegida tiene una extensión de 953,19 hectáreas, y está ubicada entre las parroquias rurales de Alóag, Tambillo y Cutuglahua.

Esta APH provee de un caudal autorizado de 1.35 litros por segundo, el cual beneficia de manera directa a 3000 personas e indirectamente a todos los moradores del cantón con el abastecimiento de agua para el consumo humano y la soberanía alimentaria.

El Área de Protección Hídrica Atacazo cubre un 98,3% de zona de importancia hídrica muy alta y un 71,8% del área tiene una prioridad alta de conservación en actividades de protección, restauración y sostenibilidad debido a que son tierras vulnerables a una degradación.

La zona también es el sustento de la vegetación alto andina, así como de los animales que habitan dentro de este ecosistema.

Finalmente, el informe señala que este logro es posible gracias al trabajo en conjunto del MAATE junto al GAD de Mejía, FONAG, The Nature Conservancy y las comunidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí