La Armada junto a varias personas en el Golfo de Guayaquil, el 12 de mayo de 2023. - Foto: AFP

En lo que va de 2023, el gremio exportador estima pérdidas por USD 4.000 millones, debido a los robos, extorsiones y otros delitos que afectan a los sectores productivos.

Por ello, los exportadores agremiados en el Cordex han enviado un oficio al Gobierno para que decrete el estado de excepción en cinco provincias: Santo Domingo, Guayas, Manabí, Los Ríos y El Oro.

Según el Cordex, las autoridades ya han identificado a estas provincias como sectores peligrosos y bajo una declaratoria se podría desarticular a las bandas delincuenciales y retomar el control.

Además, en 2023 los exportadores reportan al menos 500 víctimas vinculadas a sectores productivos de camarón, banano, madera o cacao.

“El sector privado invierte anualmente más de USD 200 millones en sistemas de seguridad“, indica el gremio exportador.

En su comunicado, Cordex concluye en que el impacto de la inseguridad “va más allá de lo cuantitativo, la conmoción que vive el país es evidente”.

No es la primera vez que el sector productivo denuncia las afectaciones de la crisis de seguridad. El pasado junio, el gremio camaronero pidió mayor protección ante los continuos robos a las lanchas y ataques a sus trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí